tape

El Sin Piedad de Masacre es, qué duda cabe, el más alto exponenete que el heavy metal hecho en el Perú de los 80 tiene. Lamentablemente, la aciaga historia de nuestro país, sobre todo en esos infortunados años que fueron el final de la década del 80, unidos a una desfavorable coincidencia, impidieron su edición contemporánea e incluso entorpecieron por años un lanzamiento en condiciones apropiadas. Hace 3 años comenzó a saldarse la deuda que se tenía con el Sin Piedad gracias a la magnífica edición en CD que Inti Records lanzó en 2015, con una atractiva presentación en disco anaranjado semitransparente, gran formato, sonido restaurado y un libreto con contexto crítico de la banda realizado por Franco Boggiano.

Sin embargo esto aún lucía insuficiente, por ende dos nuevas ediciones enriquecen ahora el acervo de tan clásica obra. Una, por el sello alemán Underground Power Records, que se ha encargado del formato del vinilo, una presentación más perdurable en el tiemnpo y que en tirada de 300 se está distribuyendo en el mundo, dándolo a conocer más. Se presenta en dos colores: negro y azul. Los temas siguen el orden del CD, que es el que la banda deseó originalmente y difiere del presentado en la edición venezolana de 1991. La calidad general es la que cabe esperar de un producto alemán.

Vinil 1

Pero siguiendo con la tradicón metálica, también se ha realizado una edición en cassette, el formato retrofetiche de moda entre los metaleros más true Esta vez a cargo del sello nacional Black Legion Records, en este caso una obra realmente preciosista que se presenta a sí misma como un objeto deseable de poseer y coleccionar. Viene en una sólida carcasa de plástico anaranjado (más sólida que muchas ediciones en tape contemporáneas extranjeras pues no tiene ese plastiquito deleznable en medio que se hunde con facilidad y que estoy seguro deja pasar el polvo) y al parecer hay una en carcasa blanca. Todo envuelto en un atractivo empaque de cartón y las letras de los temas en una pequeña y lustrosa hoja roja plegada. La edición es simple y llanamente preciosa. El sonido, por si caben dudas, es excelente. Cuando lo puse en mi reproductor, sonaba con la potencia del disco compacto. Calidad superlativa. Lo curioso es que el orden de los temas es diferente al del vinilo y CD y también al de la versión más antigua lanzada en 1991 en Venezuela. En todo caso eso la hace más interesante.

Evaluando el sonido de los tres formatos constato la excelente producción original realizada por Saúl Cornejo y Wicho García en el estudio Amigos allá entre 1987 y 1988, pues eso ha permitido que el trabajo reeditado mantenga esa soprendente calidad pasados ya 30 años.

Así vemos como otro testimonio del pasado del metal peruano (y de la música peruana finalmente) es rescatado y puesto en valor para las nuevas generaciones y la historia del país a la par que hace justicia a esos poderosos y bellos 8 himnos del metal que fuimos capaces de producir. Bien por todos los involucrados.

Para obtener el vinilo es necesario ponerse en contacto con la banda acá o con el sello. Para el cassette, con el sello Black Legions de Mario Lachy al correo blacklegionrecs@gmail.com