“Quiero envolverme en tus brazos, que no quede entre tú y yo un espacio. Ser el sabor de tu boca y llenarme toda con tu aroma”. Sin lugar a dudas, Yo no te pido la luna es la canción más representativa de la mexicana Daniela Romo, a quien vemos acá con su emblemática cabellera larga, la cual le llegaba más allá de la cintura y que fue tan comentada en aquellos años 80.

Teresa Presmanes Corona, su nombre verdadero, nació en la Ciudad de México en 1959. Después de un primer álbum lanzado en 1979 y que fue un fracaso, Daniela Romo conoció lo que era el éxito cuando en 1983 apareció su álbum homónimo, bajo la producción del italiano Danilo Vaona, un personaje clave en sus primeros años de trayectoria musical, pues supo darle a aquel disco esa frescura que lo hizo tan bien acogido en América Latina y España. Vaona había trabajado ya con otras artistas italianas, entre ellas Raffaella Carrà.

“Danilo, fuiste tú quien le dio sentido y una forma a mi voz y a mi entusiasmo, y así creaste para mí el estilo con que me di a conocer”, ha mencionado la mexicana.

"Amor prohibido", álbum de 1984 que incluye "Yo no te pido la luna".

“Amor prohibido”, álbum de 1984 que incluye “Yo no te pido la luna”.

Al año siguiente, en 1984, Daniela Romo consolidó su carrera con el álbum “Amor prohibido”, el cual volvió a ser producido por el italiano Danilo Vaona y en el que destaca Yo no te pido la luna. Como ella misma menciona en su sitio web oficial, la canción fue todo un éxito en México, América Latina, España e Italia. Pero acá hay un dato que resaltar: la letra en español de Yo no te pido la luna fue obra de la propia Daniela Romo.

La canción se volvió un emblema de aquella década de 1980 y permanece en la memoria de generaciones posteriores. Por ejemplo, en el año 2006, la chilena Javiera Mena decidió incluirla en su elogiado álbum “Esquemas juveniles”, en el que le dio a Yo no te pido la luna un estilo electro pop. “Yo escuchaba con mi madre las canciones de Daniela Romo y es una práctica que todavía mantengo”, señaló Mena en México. Escuchemos ahora su versión.

En abril de 2014, el periodista cubano Ismael Cala le dijo a Daniela Romo que si bien ella no había pedido la luna, esta canción la había llevado a la estratósfera. En aquella entrevista transmitida por la CNN, la mexicana declaró: “Me dio mucho prestigio tener una canción como Yo no te pido la luna porque la letra es mía. Yo hice esa letra. Más que lo monetario, para mí fue el prestigio de ser una autora”.

Pero, ¿cuál es la versión original?

Son los primeros días de febrero de 1984. En el Teatro Ariston se viene desarrollando el Festival de San Remo y la italiana Fiordaliso aparece con la que sería su canción más exitosa, Non voglio mica la luna (No es que quiera la luna), una composición de Luigi Albertelli, Enzo Malepasso y Adelmo Fornaciari. Este último es el cantante italiano conocido en todo el mundo como Zucchero.

Por supuesto. Al ver este video muchos de ustedes se preguntarán por qué el uso del playback si se trataba del concurso musical de San Remo. Lo cierto es que los organizadores del festival dispusieron que las canciones fueran presentadas de ese modo. Esta absurda decisión –impulsada por las casas discográficas– afectó también a los artistas invitados a San Remo, como fue el caso de la banda inglesa Queen, que increíblemente tuvo que interpretar su famoso tema Radio ga ga con playback.

Para la italiana Marina Fiordaliso, nacida en la ciudad de Plascencia en 1956, aquel San Remo 1984 fue su tercera participación consecutiva en el festival. Si bien Non voglio mica la luna alcanzó solo el quinto lugar del certamen, la canción le abrió las puertas del mercado internacional, como ella destaca en su sitio web oficial.

“Era 1984. Cada vez que iba a mi casa discográfica, la Durium, luchaba para cruzar la puerta de ingreso: los fans siempre se colocaban delante. Fue un momento decisivo de un éxito alcanzado sin pasar por la alcoba de nadie”, le dijo Fiordaliso al diario Il Giorno de Milán. La canción fue tan significativa en su carrera que su álbum de grandes éxitos, lanzado en 1994, se llamó “E adesso voglio la luna” (Y ahora quiero la luna).

Izq.: "Non voglio mica la luna" (1984). Der.: "E adesso voglio la luna" (1994).

Izq.: “Non voglio mica la luna” (1984). Der.: “E adesso voglio la luna” (1994).

Sin embargo, hay una gran diferencia en la letra de la versión original respecto a la de Daniela Romo. Mientras la canción en español es el ruego de una chica que quiere conocer absolutamente todo de la persona que ama; en italiano es, más bien, el pedido que una mujer le hace a su pareja para que le dé su propio espacio y tenga así tiempo para ella misma.

Non voglio mica la luna (No es que quiera la luna)
chiedo soltanto di andare, (pido solamente ir,)
di andare a fare l’amore (ir a hacer el amor)
ma senza aspettarlo da te. (pero sin esperarlo de ti.)

Non voglio mica la luna (No es que quiera la luna)
chiedo soltanto un momento (pido solamente un momento)
per riscaldarmi la pelle, (para calentarme la piel,)
guardare le stelle (mirar las estrellas)
e avere più tempo, (y tener más tiempo,)
più tempo per me. (más tiempo para mí.)

Sin embargo, la letra escrita por Daniela Romo tuvo tanta pegada en el mercado hispanohablante que la propia Fiordaliso la utilizó en 1984 para grabar su propia versión en español. Escúchenla.

En noviembre de 2011, por sus 30 años de carrera, la italiana Fiordaliso lanzó un disco triple que se tituló “Sponsorizzata” (Patrocinada) en el que lógicamente incluyó Non voglio mica la luna. Sin embargo, lo digno de destacar es que lo recaudado en las ventas de dicho álbum fue dirigido a Armonia, una asociación italiana que se ocupa de promover la prevención y la lucha contra el cáncer de mama.

Y qué coincidencias tiene la música, pues la italiana Fiordaliso y la mexicana Daniela Romo no solo comparten una canción como Yo no te pido la luna, sino también su apoyo a la lucha contra el cáncer de mama. Como ustedes saben, a Daniela Romo se le diagnosticó en 2011 esta severa enfermedad, la cual superó después de años de ardua lucha. En 2012, mientras combatía al cáncer, la mexicana sacó el álbum “Para soñar”, una forma de agradecerle a la vida.

Izq.: "Sponsorizzata", álbum benéfico de Fiordaliso de 2011. Der.: "Para soñar", álbum de Daniela Romo de 2012.

Izq.: “Sponsorizzata”, álbum benéfico de Fiordaliso de 2011. Der.: “Para soñar”, álbum de Daniela Romo de 2012.

En su batalla contra el cáncer, la pérdida de su larga y emblemática cabellera fue una cosa sin importancia para la artista mexicana. “Siempre he dicho que yo no soy una mata de pelo. Yo soy Daniela Romo, una mujer agradecida con la vida. Aquí yo no he perdido nada, he ganado la vida”, aseveró.

Y es por ello que he querido contarles esta historia hoy 19 de octubre, fecha en que se conmemora el Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer de Mama, a fin de que también reflexionemos sobre el valor de la prevención en la batalla contra el cáncer.

“Yo supe que tenía un tumor en mi seno izquierdo un 31 de octubre. Lo supe en una revisión de rutina, la anual, octubre… y uno piensa ¡que jamás podrá ocurrirle! Qué fortuna hacer la diferencia entre suerte y muerte, por una simple revisión ¡que acostumbro hace tiempo!”, dijo Daniela Romo en su sitio web.

Así que termino esta historia con la presentación que marcó el regreso de la mexicana a los escenarios, mientras superaba tan difícil enfermedad. Aquí están Daniela Romo y el español Sergio Dalma cantando juntos Yo no te pido la luna, en los Grammys Latino 2012.

Hasta la próxima canción. (Nos reencontramos el domingo 30 de octubre)

Agradecimientos:

Video 1: Un Tiempo Para Recordar / Video 2: Javiera Mena

Video 4: Un Tiempo Para Recordar / Video 5: music80s

Michael Zárate – Datos de contacto:

Twitter: @elautista / Linkedin: michaelzarate1