libroportada

La escritora Karina Pacheco Medrano (Cusco,1969) se encuentra en México. Este 1 de diciembre presentará ‘Cusco, espejo de cosmografías: Antología del relato iberoamericano’ en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

Pese al ajetreo, la ganadora del Premio Luces 2013 por su libro de cuentos ‘El sendero de los rayos’ se dio un tiempo para responder algunas preguntas de El Comercio no solo sobre la más reciente publicación de Ceques Editores (la editorial que dirige), sino también sobre su visión como editora literaria, una tarea ardua y compleja en un país como el Perú.

-¿Cómo surgió Ceques Editores, hace cuánto y con qué objetivo?

Ceques Editores surgió hace un año y medio en el Cusco, en junio de 2013, como el sueño de un grupo de amigos amantes de los libros. El objetivo principal ha sido y es aportar a la descentralización del mapa editorial en el Perú, apostando al mismo tiempo por publicaciones de calidad en Historia, Ciencias Sociales, Arte y medioambiente, además de Literatura. Todas estas son áreas humanísticas que los miembros de Ceques conocemos y con las que nos sentimos implicados; además, las cuatro primeras son áreas temáticas que aún tienen poco espacio en las editoriales independientes.

-Pasaste de la antropología a ser escritora y ahora te has sumergido en la edición. ¿Crees que de alguna manera estas tres actividades se pueden complementar?

¡Aunque hay momentos de estrés!; hasta el momento se están complementando bien. Desde el punto creativo, me dedico cada vez más a la Literatura; pero mi formación en Antropología e Historia, que son ámbitos donde sigo manteniendo gran interés como lectora, me permite identificar, revisar y editar con conocimiento de causa, autores y títulos de interés significativo para estudiantes y lectores, que asimismo afirmen la calidad de nuestro sello editorial.

-Se critica mucho cuando, por ejemplo, un artista de la farándula escribe un libro y encuentra rápidamente editoriales dispuestas a abrirle las puertas. ¿Qué opinión te genera esto y hacia dónde apunta tu visión como editora?

Esa es una situación lamentable que se agudiza porque en nuestro país se ha extendido la idea de que la modernidad, el éxito y el desarrollo se miden según cuánta plata generas y cuánta exhibición mediática tienes, aunque esa exhibición esté llena de clichés y un morbo sostenido en nuestros peores prejuicios y represiones. Que haya libros de entretenimiento es una cosa normal; lo triste es cuando estos copan gran parte de la cobertura de los medios y se atiborra al público lector de contenidos mediocres, sin ofrecer publicaciones originales, bellas, desafiantes, que afinen su perspicacia, su sensibilidad, su capacidad creadora y sus reflexiones. Frente a este fenómeno, como lectora y editora, yo celebro que un importante número de editoriales independientes en el Perú esté asumiendo la tarea de dar cabida a títulos que no encuentran espacio en varias de las grandes editoriales; las mismas que, pese a su tamaño, curiosamente no  arriesgan o arriesgan muy poco para apostar por autores que no les garanticen rápidos éxitos en ventas; y por ello a veces prefieren a personajes de la farándula. Por este motivo, en los últimos años muchos de los libros con mejores críticas de especialistas y lectores acuciosos, y que empiezan a tener ventas importantes gracias al boca a boca, han sido publicados por editoriales independientes.

-Ceques Editores tiene su sede en Cusco. ¿Cuál es la situación del mercado en una ciudad como esta? ¿Ustedes apuntan básicamente a vender en Lima o distribuyen también a nivel nacional?

En el Cusco nuestras mayores ventas se dan con títulos de Historia y Antropología Andina, áreas con un importante público lector por las mismas características históricas del Cusco, que alberga a un gran número de estudiantes e investigadores nacionales y extranjeros en esas áreas. En Lima las ventas mayores se dan en nuestros títulos de Literatura. Más allá, la distribución es uno de los mayores obstáculos para las editoriales independientes que apuestan por la calidad. La mayoría está conformada por un número reducido de personas que hemos entrado al oficio de editores por mucho amor al arte. En este sentido, nuestros ingresos principales provienen de otros trabajos y actividades; y ello nos impide dedicarle mayor tiempo a la distribución, que exige enorme esfuerzo y paciencia pues el público lector en el Perú sigue siendo reducido, por tanto las retribuciones por ventas de libros se da en el medio y largo plazo. Al mismo tiempo, si una acudiera a un distribuidor especializado, las comisiones de estos, añadidas a las de las librerías, harían que los libros se encarecieran sustancialmente, lo cual dificultaría el acceso al libro a los lectores. Sería interesante proyectar alianzas para tareas como la difusión o la distribución.

-Publicaron hace unos meses el libro ‘Cusco, espejo de cosmografías’. ¿Fue fácil contactar autores como Edmundo Paz Soldán o Javier Cercas para que apoyen con sus textos?

No fue sencillo, pero tampoco fue difícil gracias a dos factores. Por un lado, la intermediación de un autor muy reconocido como Fernando Iwasaki (quien elaboró el prólogo de esta antología) facilitó el contacto con varios de los grandes autores que participaron del libro. El otro elemento de atracción fue el hecho de que esta antología saliera desde el Cusco, con ese ímpetu descentralizador y como un reflejo literario de los ceques del antiguo Cusco incaico, aquellas líneas imaginarias que se extendían desde el Qorikancha en diversas direcciones del mundo conocido, organizando espacios y calendarios agrícolas, sagrados y administrativos. El Cusco, como otras metrópolis casi míticas del mundo antiguo, conserva esa magia y sigue convocando reuniones hermosas como esta antología.

-Ustedes se manejan en cinco líneas temáticas: Arte, Historia, Medioambiente, Literatura y Ciencias Sociales. ¿Sobre cuál crees que la industria editorial peruana está más avanzada y, asimismo, sobre cuál crees que falta mucho por trabajar?

La literatura es el área más abordada tanto por editoriales establecidas como por las independientes, especialmente en novela, cuento y poesía. Desde las universidades y otras grandes instituciones públicas y privadas, se abordan temas de arte, historia y ensayos sobre política y realidad social; pero su público lector suele estar limitado al de los especialistas en esas áreas. Los temas medioambientales son muy poco tratados por unos y otros, pese a que el Perú se desarrolla una gran cantidad de investigaciones con este tema de fondo. Hay pues un déficit de entidades y sellos editoriales que den cabida a publicaciones de calidad que puedan difundir los ricos hallazgos de investigadores locales e internacionales que trabajan en nuestro país en todas esas áreas y que muchas veces se publican en el extranjero y en otros idiomas, antes que aquí mismo, donde tuvieron origen. El Perú, con toda la tradición histórica y literaria que tiene, y con su inmensa riqueza cultural y ambiental, debería estar llamado a liderar la promoción y difusión de libros y conocimientos en todas esas áreas.

-¿Cuánta gente conforma el ‘equipo’ que trabaja de forma permanente en Ceques Editores?

En este momento somos tres: Adriana Peralta, fotógrafa y periodista cultural, quien se encarga de las Comunicaciones, proyectos fotográficos y es un apoyo en la corrección de estilo de algunos libros; Fernando Seiquer, encargado de la diagramación, diseño y proyectos multimedia; y yo, que me encargo de la dirección de Ceques, así como de la corrección de estilo y de la edición de los textos publicados. Además, tenemos varios amigos que nos apoyan en diferentes proyectos, empezando por José Antonio de Pascual, que ahora está fuera del Perú, y por varios amigos pintores y diseñadores, que nos han brindado sus obras y a veces también sus diseños, para que cada carátula de los libros de Ceques ofrezca en sí misma una pieza particular.

corta

-¿Estás escribiendo una novela nueva o quizás cuentos? Tú ganaste el Premio Luces 2013 y tus libros han recibido muy buenas críticas. ¿Es esto una responsabilidad extra ante cualquier proyecto (libro) que inicies?

Creo que a medida que vamos obteniendo mayores reconocimientos y premios, crece la responsabilidad por afinar los nuevos proyectos; tanto para responder a las expectativas de los lectores, como por una cuestión de respeto a la propia literatura y a los árboles que proveen el papel para los libros. Para ello, creo que es importante fluir en la escritura, pero también elevar la autoexigencia sobre lo que escribimos, sin dejar nunca de leer a las y los grandes maestros de la literatura y de otras áreas que nos son inspiradoras. Ahora mismo estoy avanzando con una colección de cuentos y abonando las semillas para una nueva novela.

*Cusco, espejo de cosmografías cuenta con un prólogo escrito por Fernando Iwasaki.

**Los autores que colaboraron con la publicación están Gabriela Alemán, Claudia Amengual, Javier Cercas, Jacinta Escudos, Leila Guenther, Eduardo Halfon, Carlos Herrera, Ana Istarú, Andrea Maturana, Juan Carlos Meléndez Guédez, Andrés Neuman, Edmundo Paz Soldán, Ena Lucía Portela, Cristina Rivera Garza, Mayra Santos Febres y Juan Gabriel Vásquez.