Siempre dispuesto a tocar temas relacionados a la literatura, el poeta Ricardo Silva-Santisteban accedió a conversar con este espacio minutos antes de la presentación de “Terra incognita”, libro que recoge la totalidad de su obra poética.

“Esto es lo que podríamos llamar ‘una novedad vieja’. Lo que hice fue reunir todos mis poemas, corregirlos y agregar un nuevo libro, que es ‘Nueve poemas secretos’. Hace unos años publiqué ‘Cuatro poemas secretos’ y pensé que ahí se quedaría, pero siguieron saliendo nuevos poemas hasta que llegué a nueve. Ese es el que agrego a esta nueva edición, que es la cuarta de ‘Terra incognita’”, indicó.

La primera edición de “Terra incognita” data del año 1975. El director de la Academia Peruana de la Lengua confiesa que no es de los autores que suele retornar a sus libros para releerlos.

“No soy de los que se releen. No cojo mis libros para releerlos. Aunque sí para esta reedición tuve que corregirlos y volverlos a leer. Los poemas que más me interesan en esta recopilación son los últimos, que en esta ocasión son los agrupados en ‘Nueve poemas secretos’”, añadió.

El también traductor, editor y crítico considera que no hay un cambio sustancial en la temática de sus poemas con el paso de los años, aunque sí quizás en la forma de expresión. “Uno no cambia tanto con el tiempo. Somos las mismas personas. Una vez leí en un prólogo a un escritor que decía que cada siete años uno se renueva. Pero creo que eso no pasa con el cerebro. Se trata (en mi caso) de una continuidad. He repetido muchos temas, incluso también algunos versos antiguos, porque no encuentro otros mejores”, añade.

“Me he vuelto un poco más hermético que antes. Al menos en estos ‘Nueve poemas secretos’, que algunos eran muy secretos incluso para mí mismo”, confiesa.

Finalmente, consultado sobre si actualmente es mucho más fácil publicar, por ejemplo un poemario, Ricardo Silva-Santisteban responde afirmativamente y recuerda las condiciones bajo las que se imprimió la primera edición de “Terra incognita”.

“La primera edición de ‘Terra incognita’ fue a una imprenta no muy grande pero que hacía buenos trabajos. Me la recomendó mi amigo Víctor Escalante. Ahí se realizó este trabajo y fue en parte casi terminado por nosotros. Quien la cosió fue Armando Rojas, y después lo que hicimos fue ponerle unas cartulinas que comprábamos en la avenida Abancay. Y como el libro tenía este título, opté por ponerle una cartulina canson de color marrón. Pero cuando comenzamos a comprarla nos acabamos la existencia (de esta) en la librería. Así que decidimos ponerle una de color beige que también terminó acabándose. Por eso las últimas eran algo cremas y existen libros (de la primera edición) con tres diferentes colores”, rememora.

“Terra incognita” de Ricardo Silva-Santisteban ha sido publicado por Alastor Editores y está a la venta en la primera feria La Independiente que se realiza en el Ministerio de Cultura.