“Un día de primavera, Almudena, la intrépida lorita multicolor quería probar cuán alto podía volar y ver desde el cielo cómo se vería la ciudad; así que emprendió el vuelo… arriba, más arriba. Pasó las copas de los árboles, luego las nubes y desde ahí la ciudad se veía muy pequeña. Pero la audaz Almu pensó: ¡Voy a subir un poco más alto!”

mi cuento

Así empieza “El País Gris”, un cuento en el que Almudena, mi hija, es la protagonista. La historia narra las aventuras de una lorita que aprende lo importante que es respetar y valorar a quienes no son o no piensan igual a ella, a lo largo de un relato en el que su papá es un ave, sus primas unas canaritas, su abuelo un búho sabio, su abuela una mariposita ¡y yo el hada colorina!

La autora del cuento es Susana Bustamante, quien le ha enseñado a niños durante 34 años y que ha encontrado en “Mi cuento es tu cuento”, su iniciativa, una herramienta muy poderosa para hacer que la lectura sea, desde pequeños, un hábito en nuestros hijos.

 

Miss Susana y sus alumnos

Miss Susana y sus alumnos

 

El día que llegué a mi casa con el cuento, después del trabajo, Almudena me recibió como de costumbre: escondida en algún lugar de la sala esperando a que la encuentre y me lleve una sorpresa. Sin embargo, esta vez ella fue la sorprendida porque yo le estaba llevando un regalo.

Yo: Almu, tengo algo para ti

Ella: ¡¿Algo para mí?! Ay estoy muy emocionada, mami, ¿qué es?

Yo: Un cuento que se llama “El país gris” y no sabes…

Ella: ¡¿Qué?!

Yo: ¡Se trata de una lorita que se llama Almudena!

Ella: ¿Cómo yo? ¡Cuéntamelo, mami!

Ni bien empezamos a descubrir a los personajes de la historia, Almudena no entraba en sí de la emoción. Primero fue su papá, luego sus primas, siguió su tía, sus amiguitos del nido, sus abuelos y finalmente yo. Todo el cuento se la pasó concentradísima y me pidió que se lo lea una y otra vez. Después, les contó a todos los involucrados en la historia que habían aparecido en su cuento y que eran mariquitas, maripositas, búhos, etc.

En un país en el que el 50% de los niños de segundo grado no entiende lo que lee, es importante que los padres tengamos herramientas para acercar a nuestros hijos a la lectura. Con esa idea en mente es que Susana creó, a inicios del año, esta serie de cuentos que hace del entorno de los más pequeños, los protagonistas de diferentes historias.

Los temas (que además se dirigen a diferentes edades), tratan sobre el cuidado del medio ambiente, la empatía, la libertad, la autoestima, la solidaridad, el miedo y la tolerancia.

IMG_3338

Leer les da herramientas a los niños para que argumenten sus ideas, tomen decisiones, aprendan a negociar, formen una opinión y muchos más beneficios, por lo que creo que cualquier manera de motivar la lectura, es válida para que, en el futuro, los niños puedan alzar su voz por las causas que consideren importantes.

Hay que tener en cuenta que, para que leer sea parte de la rutina de los niños, existen diferentes recomendaciones, de acuerdo a sus edades. Les dejo unos tips que encontré en http://www.reachoutandread.org gracias a la linda SostieneMenendez:

1. Si tu hijo es un bebé:

  • Sostenlo en tus faldas mientras lees
  • Trata de encontrar cuentos con imágenes llamativas
  • Señala cada imagen cuando estés leyendo algo alusivo a ella

 

2. Si tu hijo tiene un año:

  • Deja que juegue mientras le cuentas un cuento
  • Hazle saber el nombre de cada imagen
  • Lee las etiquetas de los nombres de los productos con los que interactúan en el día
  • Cuéntale su cuento preferido todas las veces que sea necesario
  • Elijan siempre un cuento para antes de dormir
  • Deja que explore el libro y juegue con él
  • Prioriza cuentos con pocas palabras y muchas imágenes

 

3. Si tu hijo tiene dos años:

  • Lee las etiquetas de los nombres de los productos con los que interactúan en el día
  • Ten varios libros en diferentes ambientes de la casa para que el niño o niña pueda elegir el que quiere
  • A los dos años, los niños disfrutan mucho de los libros de animales y de escuchar los sonidos de estos.
  • También pueden ayudar a pasar las páginas, decir las palabras que faltan en una historia que conocen, señalar y nombrar las imágenes, escuchar un cuento una y otra vez.

 

4. Si tu hijo tiene (como Almudena) 3 o 4 años:

  • Ten a tu hijo cerca tuyo mientras leen
  • Pregúntale cosas relacionadas a la historia que le estás contando
  • Deja que tu hijo te cuente historias
  • Trata de ir continuamente a librerías para que tu hijo escoja un cuento nuevo
  • A esta edad a los niños les gustan las historias largas
  • Los cuentos que solo tienen imágenes para que juntos puedan inventar la historia
  • Cuentos para aprender números y letras
  • Cuentos sobre la familia, los amigos e ir al colegio.

 

¡Espero que les hayan servido los datos!

No se olviden que también me pueden seguir en Facebook.