Escuchar al doctor y confirmar que tienes cáncer es una sensación indescriptible, terrorífica. El dolor que sentiste cuando escuchaste que algún ser querido lo padecía, te aseguro que no se compara a que digan que tu lo tienes. Lo primero que pensé, es en todo lo que me faltaba por completar en la vida, en las tontas prioridades que le doy a las cosas menos importantes. Solía trabajar hasta 18 horas diarias, intentando buscar mi “bienestar económico”, me sentí luego como un completo estúpido, tanto que hoy es lo que menos me importa.

Así, hace cinco meses , el 17 de febrero me diagnosticaron cáncer. Y recién a partir de esta noticia comprendí que “la vida es muy corta y hay que disfrutarla”.  Hoy ya más estable, me atrevo a compartir este testimonio, con el único afán de que los que me leen puedan tomar conciencia de esta enfermedad. Además, que podamos comprender a las personas que la sufren y no cuentan con recursos económicos suficientes.

“Cáncer es cáncer”, me dijo el doctor. No existe pre cáncer. Por lo tanto, no minimices a los que lo padecen. Hay que apostar por la prevención y saber que es una enfermedad que puedes controlar si la detectas a tiempo. Aprender a colaborar con las personas afectadas es una tarea responsable.

Afrontar esta enfermedad con pocos recursos económicos es lo peor que le puede suceder a alguien. Los tratamientos y operaciones son muy caros y peor si no cuentas con un seguro oncológico. Recuerda que los seguros convencionales no cubren enfermedades oncológicas ni cardiológicas. Si el cáncer te encuentra desprevenido y sin coberturas, la situación se torna aún más complicada.

Comunicarle esta noticia a la familia fue lo más complicado, sentir esa reacción incondicional de apoyo, contarle a mi pequeño hijo que esto era un prueba que deberíamos franquear. Escuchar a los optimistas comentar sobre los mil cuidados sobre la enfermedad, y lo que se pudo hacer, en los primeros momentos es un poco pesado, también mucha ayuda espiritual. En mi caso y enterado de haber adquirido cáncer de piel, encontré muchos grupos en Facebook en donde pude ver muchos testimonios de gente que al igual que yo padecía de este mal, una historia más dura que la otra. También en la red social busqué a grandes amigos que no frecuento, que sufren con esta enfermedad y a los cuáles acudí en la búsqueda de un consejo que aliviara mi alma. Gracias.

16 y 17 de julio

Este 16 y 17 de julio se realiza la colecta nacional “Ponle Corazón” organizado por la Fundación Peruana de Cáncer (FPC). Al respecto, lamentablemente, no veo mucha difusión mediática y por ello invoco a que podamos alcanzar esta información a nuestros contactos. Internet es nuestro medio colectivo más eficiente. Comparte.

Diario Gestión nos alcanza algunos consejos para colaborar:

¿Cómo se pueden hacer las donaciones?

Hoy en día las personas interesadas en donar podrán hacerlo a través de la página web de la Fundación Peruana de Cáncer, a través del sistema Visa Net. También tenemos un acuerdo con Joinnus que es una empresa que ha nacido en Wayra de Telefónica. Esta plataforma va hacer una convocatoria para donar a través de tarjetas de débito y de crédito.

¿Qué otros canales estarán disponibles para donar?

El banco BBVA, que es el banco auspiciador permitirá a sus clientes hacer donaciones a través de sus agencias, cajeros automáticos y cuentas online. También contamos con el apoyo de los tres operadores de telefonía móvil (Movistar, Claro y Entel) para que los días de la colecta se puedan enviar un mensaje de texto con la letra “C” al 1400 y así se dona cinco soles a la Fundación Peruana de Cáncer; finalmente también tenemos una alianza con el Club Regatas Lima para invitar a su 17 mil socios de que puedan donar a través de sus membresías mensuales.