farfan

Hoy vamos a tocar un tema inédito, que a nadie se le ocurre. No, mentira, vamos a desmenuzar quiénes deben regresar a la selección tras haber estado ya a órdenes de Gareca. En esa polémica mediática hasta Marco Aurelio Denegri debe tener su propia lista. Sí, ya sé que al final de cuentas van a regresar toditos, eso es más fijo que Alemania en los mundiales. También sé que hay quienes dicen que ese tipo de análisis divide y no suma, que deben estar los de ahora y los ‘habituales’, todos al mismo tiempo, sí pues, como si la nómina fuera de 50 jugadores y no 23. Asumiendo con enternecedora ingenuidad que Gareca pretendiera darle un vuelco a la selección porque ya estamos eliminados (el premio suyo por clasificar es determinante para negarse a tan noble causa), vamos a jugar a que tenemos nuevo equipo y con qué lo reforzamos.

Ascues. Si no fue convocado, uno entiende que se trató de un problema de lesión, ni siquiera de inactividad, que también la sufría, por cierto. Porque a él con entrenar en el Wolfsburgo le debería alcanzar para ser central titular de Perú por más que Ramos haya hecho una Copa asombrosamente satisfactoria. Igual, con la ‘Sombra’ me pasa algo único y es que siempre cuando lo observo jugando bien, instintivamente le pregunto a los que miran el partido conmigo si están viendo lo mismo que yo. En este caso, el cruce periodístico de información y la segunda opinión son indispensables. Y finalmente un: “pellízcame” a la novia, para confirmar..

Carrillo. Cuando era más inofensivo que patada de recién nacido, lo tuvimos, esperamos con conmovedor optimismo que despegue en la selección, y para eso demoró lo que demora mi abuelita para cambiar de canal sin control remoto. En la Copa América anterior, tuvo su pico de rendimiento, ya hasta hacía goles, pero justo ahí, piñas nosotros, se pelea con el club donde jugaba y lo congelan, queda inactivo, parecía celular Bell South. Nos quedamos entonces sin el mejor Carrillo, así no se le podía convocar. Pero hasta donde se sabe, va a jugar ahora en el Benfica, en la selección no cometió pecado y si bien es cierto, angelito no es, sus actividades sociales y festivas suele desarrollarlas con intensidad orgásmica en vacaciones, preferentemente. Es joven, tiene crédito.

Farfán. Si encuentra equipo, aún está para jugar en la selección. Es de los ‘Cuatro Fantásticos’ el que mejor concatena lo que es como jugador de club y lo mostrado como titular de Perú, si de jerarquía se trata. Tiene una cantidad de goles importante con la selección pese a no ser delantero neto, y aunque su vida privada es un libro abierto, también es real que en su puesto es el de mejor rendimiento en la selección. Como repito, es cosa que vuelva a jugar. Por lo pronto, anda en las playas de Brasil haciendo un reacondicionamiento físico. Como el Carnaval de Río es todavía en febrero, no me preocupo.

Menciones honrosas para Alexander Callens y Joel Sánchez. Disculpen si no menciono a otros, aunque si yo fuera Gareca, de seguro, también llamaría a varios más. Claro, los llamaría pero por teléfono y para decirles: “Ehhh, mirá, ehhh… sos bárbaro, un fenómeno, pero yo contigo ya no cuento, aquí ya entra el gusto mío ¿viste?”.