Se viene en breve otro litigio por puntos en mesa, banquete de esos que hacen las delicias de quienes entienden que los reclamos son ya una tradición popular en nuestro fútbol. Como los perritos que cruzan las canchas, que te quiten tu correa para dejarte entrar al estadio, los uniformes similares entre sí de dos rivales en acción, o que un entrenador deje a un club para dirigir a otro en un mismo campeonato. Vamos, nada es perfecto, el otro día un árbitro le sacó roja a un futbolista y después le dijo: “Espérate un ratito, no te... Seguir leyendo...