menores-tierradenadiecd

Si algo tienen en común las incursiones femeninas de la actual escena local es su contundencia sonora. Veamos: en el 2015, las arequipeñas de Alias La Gringa plasmaron en un estupendo EP su propuesta en clave hardcore punk. A inicios de este año, Kusama hizo lo propio bajo los parámetros del post-punk, el space rock y el drone. Hoy, las virtudes del rap y la electrónica son exploradas por el trío Menores.

El último caso no es fortuito: dos de las integrantes de este nuevo proyecto (Talía Vega y Ana Cabrera) conformaron años atrás la agrupación Menores de Edad, con la que lanzaron dos EP de sonidos orientados hacia el hip hop y el dancehall: Suena La Ciudad (2011) y Cae La Noche (2012). En este nuevo emprendimiento, al que han rebautizado simplemente como Menores, incluyeron como integrante a Orieta Chrem y elaboraron así su álbum debut, Tierra de Nadie.

menores01

Precisamente, el track inicial lleva también el nombre del disco y nos propone un aplicado ejercicio vocal y electrónico. Las letras, además, evitan cualquier impronta femenina: «Asústalo, hazlo desaparecer, desvanecer», cantan al unísono. El segundo tema, “Aves rapaces”, se destaca por su aproximación al dubstep y por sus rítmicas cambiantes, las cuales le dan un lugar preponderante en este EP.

Así llega el sencillo promocional “Oro”, que ha sido planteado con una base de footwork en la cual se erige una vocalización de arraigo melódico, pero también rítmico. En tanto, el rapeo preciso y bien puesto es la cualidad más notoria en el tema “Humo negro”.

Los dos tracks finales evidencian la nueva y arriesgada apuesta de Menores. En “Niñas perdidas”, el sitar ejecutado por el productor danés Jesper Frederiksen le brinda una mística única a las líricas; por otro lado, en “Serpiente blanca”, la interpretación del violín de la nacional Pauchi Sasaki genera una atmósfera similar, mientras el dubstep se hace presente –una vez más– como telón de fondo.

A lo largo del EP, se percibe un elevado nivel de instrumentación, tanto electrónica como analógica. Tal sincretismo sonoro que ha logrado este trío femenino no solo es plausible, sino que evidencia una madurez musical muy difícil de apreciar en un primer disco. Estamos frente a una producción notable.

 

Destacan: “Aves rapaces”, “Niñas perdidas”.


 

► Ficha técnica:

Sello: Independiente
Producción y grabación: Qmulus Sound
Mezcla: Orieta Chrem • Foex
Masterización: Hit Makers Mastering
Arte: Muriel Holguín
Formato: Digital

 


► Escucha Tierra de Nadie a través de Spotify: