kinder-migraciones

Se puede decir que existe un rasgo que diferencia a los niños de los adultos: el espíritu lúdico. Al menos, el mostrar dicho espíritu de manera explícita y sin reparo alguno. En tal sentido, la banda nacional Kinder (cuyo nombre es el término alemán para “niños”) siempre ha evocado esa fuente inagotable de creatividad, propia de quien recién emprende un camino de vida.

Y en ese recorrido, que se inició con el lanzamiento de aquel Mini-EP (2006) cortesía del desaparecido sello Internerds Records, se han manifestado diversos cambios. Pasaron del inicial rock con ingredientes experimentales (¿alguien se ha olvidado de la singular “Recreo”?) al post-rock más guitarrero e instrumental, presente en sus incursiones en larga duración: el debut homónimo (2010) y Archipiélago (2012).

Hoy, Kinder ha mutado. Lo revela así su nueva producción discográfica, Migraciones, donde recogen lo hecho en diez años de creación musical y donde añaden elementos del math rock a su propuesta, que se ha basado fundamentalmente en la ejecución adecuada de guitarras y demás instrumentos. El quinteto, pues, nos presenta diez tracks de precisión sonora, de escrupulosa confección melódica.

Un claro ejemplo es el tema “Irukandji”, en el que el contrapunteo de riffs se erige como una característica notable; o la enérgica “Teruel”, que se plantea en similar forma. También destacan las colaboraciones vocales: Sergio Saba (Cecimonster Vs. Donka) hace lo suyo en “Oakland”, brindándole una inusitada fuerza a las capas instrumentales que acompañan su interpretación; Cristina Valentina, por su parte, le otorga a “Regresar” un sentido onírico que quizás no tendría sin su voz; y Santiago Pillado (El Hombre Misterioso) se apodera de “Ballenas” con su ejecución orientada al spoken word.

Es cierto que el reto de cualquier propuesta instrumental es el no repetirse; el no establecerse parámetros inamovibles que, con el paso de los años, conviertan a su sonido en un cliché de ellos mismos. Kinder, con espíritu lúdico, de reencuentro con una búsqueda creativa, ha logrado mantenerse a flote. Migraciones confirma su disposición a sacar la cabeza del agua de vez en cuando y mirar hacia qué nueva dirección conviene ir. En esta ocasión, han encontrado un camino que se avisora prometedor.

 


 

 8,5 / 10 
 

Sello: Anti-Rudo Records
Producción: Kinder
Grabación, mezcla y masterización: Sergio “Saito” Chinen • Mundano Records (Lima, Peru)
Arte: Nicolás Gjivanovic
Fotografía: Juan Pablo Aragón
Formato: CD • Digital