conciertosperu01

Con videocámara y libreta en mano, los hermanos Santiago y Gerardo Silva llevan once años narrando las últimas noticias sobre la llegada de artistas internacionales al país y sobre la escena local. En el 2007 crearon Conciertos Perú, un portal web que hoy es un referente de la cobertura periodística de eventos musicales, así como un indiscutible espacio de consulta sobre los mismos.

Este 20 de octubre celebrarán su 11 aniversario con un mini festival en el que participarán artistas nacionales como Turbopótamos, Suerte Campeón, Perra Vida y Santa Madero, además de los actos electrónicos Qoqeqa, Chico Unicornio, entre otros. También han organizado un conversatorio sobre los retos que enfrenta la industria musical peruana en la actualidad. La cita es en el Oficina Bar y las entradas ya están a la venta en Joinnus. Sobre esto y más, conversamos con Santiago Silva.

 

El eslogan de ustedes es “la mejor agenda de conciertos del país”, pero he notado que en los últimos meses han ampliado la cobertura a noticias de bandas, lanzamientos de discos, etc. Entonces, ya les queda un poco corta la frase, ¿o me equivoco?
No, es cierto. Durante los 10 primeros años, nos enfocamos en la cobertura de conciertos, y básicamente bajo la siguiente mecánica: anunciábamos el evento, confirmábamos los precios, y luego publicábamos la crónica. Esos eran nuestros tres contenidos básicos. Así manejamos Conciertos Perú durante una década; siempre como un proyecto paralelo mientras mi hermano y yo acabábamos la universidad, terminábamos las tesis, entre otras actividades. Recién en enero de este año, decidimos enfocarnos en esto a tiempo completo, por lo que consideramos ampliar nuestros contenidos a la música en general.

¿Hablar únicamente de conciertos podía ser frustrante?
Sin duda. Veíamos que nuestra cobertura tenía un vacío: regularmente, nos enviaban notas de prensa sobre videoclips o lanzamiento del discos, y nos frustraba el tener que cerrarle las puertas a varios trabajos interesantes. Considerando que hay pocos medios de música en el país, pues nos hacía sentir muy cortos. Así que este año decidimos agrandar al equipo detrás del portal y ampliar nuestra cobertura.

Es revelador que durante una década hayan considerado a Conciertos Perú como un “proyecto paralelo”. Eso quiere decir que escribir sobre música en nuestro país no puede ser la primera ocupación, ya que no es rentable. ¿Incluso para un portal como el de ustedes que tiene tanto alcance?
Siempre decimos que vivimos en un país musical, pero en general la gente no habla de música en el Perú. La escucha, pero no habla de ella. En una reunión no se suele hablar del último disco de tal artista o de su último éxito, a diferencia de otros temas como las series de televisión o los videojuegos, que parecen ser mucho más relevantes. Así que tener un portal de música en el Perú es complicado; y hacerlo rentable, mucho más.

conciertosperu02

Ahora, ¿el crecimiento del portal en cuanto al alcance tuvo que ver con el crecimiento de la escena local, con la penetración de Internet? ¿Con qué aspecto?
No creo que solo tenga que ver con la penetración de Internet en el país, sino más bien con la profesionalización de la escena. Por ejemplo, ya egresaron las primeras promociones de las escuelas de música de la UPC, la PUCP, que han sido canteras de bandas muy profesionales. Eso se nota hasta en las notas de prensa que nos envían, ya que antes no facilitaban para nada el trabajo periodístico. La profesionalización ha provocado que sea mucho más fácil la difusión [...] Eso, por un lado. Por el otro, nosotros surgimos en el 2007 y luego logramos un gran alcance gracias al boom de los conciertos. Por total coincidencia, creamos el portal unos tres o cuatro meses de la llegada masiva de artistas internacionales al país. Entonces, aprovechamos eso.

Tu hermano y tú no son periodistas de profesión, ¿cierto?
No. Esa es una particularidad para nosotros: Gerardo es antropólogo y yo soy comunicador social. Entre los colaboradores sí contamos con periodistas, pero en el equipo que se dedica diariamente a Conciertos Perú hay gente de otras carreras como Paulo Contreras, quien es vocalista de P1Y0 y psicólogo de profesión. Es curioso que no seamos periodistas.

Te preguntaba porque ustedes ejercen una labor periodística, y para crear Conciertos Perú necesariamente requirieron de algunos referentes periodísticos. ¿Cuáles fueron?
Recuerdo que cuando empezamos, en el 2007, existía este dilema de “o eres mainstream, o eres underground”. Es decir, o leías El Comercio, Perú 21 y Luces; o eras under y leías Audiofobia, 23Punk y Revista 69. No existía un medio de comunicación que equilibrara la cosa; quizás Rock Perú, aunque ellos no sacaban tantas noticias sino que se vendían como un directorio. Conciertos Perú nació entonces bajo la premisa de ser el medio que uniera a los lectores de El Comercio y a los de 23Punk; de ser el vínculo entre lo mainstream y lo underground, y así atraer al público masivo y al público nicho. Otro referente muy fuerte fue Henry Spencer, quien tenía su programa de YouTube. Él nos hizo entender que con solo una cámara y una laptop podías tener tu propio medio de comunicación.

¿Recuerdas cuál fue el primer concierto que cubrieron?
Conciertos Perú tuvo un primer antecedente: un canal de YouTube personal que se estrenó con un video de Angra en Lima. Ya como portal, el primer concierto que cubrimos fue el de Soda Stereo, en el Estadio Nacional. Como recién empezábamos, tuvimos que pagar nuestras entradas (risas).

El sueño de muchos: entrar a conciertos gratis. Uno de los privilegios de haber creado Conciertos Perú, ¿o no?
De todas maneras. Hemos trabajado prácticamente gratis durante años, pero al mismo tiempo nos ahorrábamos un dineral al entrar a todos los conciertos que cubríamos. Ahora Gerardo y yo casi no escribimos, ya que tenemos un equipo de cronistas más especializados por cada artista y género. De este modo, buscamos mejorar el contenido.

¿Consideras que ya son un referente local de la cobertura musical en este siglo?
Espero que sí. En particular, siempre me sentí corto con el tema de las crónicas porque no soy periodista, sino una persona común y corriente que disfrutaba de escribir sobre la música que me gustaba. Igual mi hermano. Por eso, cuando Conciertos Perú empezó a crecer, nos detuvimos a pensar en cómo mejorar los contenidos. Así gestamos un excelente grupo de colaboradores, quienes además no tenían un espacio dónde escribir. También convocamos a fotógrafos. Nuestro portal ha servido como una especie de vitrina para gente que hoy escribe en medios internacionales, así que personalmente creo que ha sido un espacio importante para quienes querían dedicarse al periodismo musical. Otro aspecto importante es que siempre buscamos a personas realmente interesadas en la música, y no a los periodistas de espectáculos que por la mañana escribían sobre Esto Es Guerra y por la noche debían cubrir un concierto por obligación.

En ese sentido, ¿cómo ves el periodismo musical en el Perú? ¿Existe, no existe?
Lamentablemente, la música es la última rueda del coche para los grandes medios. Me gustaría que existieran más espacios. Por ejemplo, Rock Achorao es muy interesante, pero todavía no genera contenidos… aunque tengo entendido que lo van a hacer pronto. Estás también tú con Tercer Parlante, Kriolla, entre otros. Lo que falta es el debate; es decir, que Conciertos Perú tenga la posibilidad de tener una posición frente a una banda o un concierto, y que otro medio lo refute. Como sucede en otros países: que una revista diga A, y otra diga B, y así se genere el debate respecto a la escena local. Porque si existen solo tres medios y estos tres medios únicamente aplauden, entonces no hay discusión ni intercambio de pareceres.

¿Y cómo les va a ustedes con las críticas negativas?
Eso es algo que todavía discuto con Gerardo: si es necesario criticar negativamente a una banda, teniendo en cuenta que no tenemos una escena tan sólida. Alguna vez lo hemos hecho, pero con conciertos de artistas internacionales. Con los nacionales aún no, porque quizás podría restar más que sumar. Es difícil, aunque podríamos considerarlo a futuro. Te comento: una vez estuve en el festival Primavera Sound de Barcelona, donde justo había una charla de Amy Phillips, editora de Pitchfork. Le pregunté cómo elegían a la persona encargada de hacer la reseña de determinado disco, ya que un comentario negativo de ellos podía hacer que nadie escuchara ese trabajo, y un comentario positivo podía convertirlo en el disco del año. Entonces me respondió que buscaban a la persona del staff que más gustara del álbum a reseñar. Esto, porque es mucho más propositivo hablar sobre algo que se considera bueno. Siento que Conciertos Perú está en la misma línea. Quizás sea un avance para la escena local el poder decir “tu disco es una porquería” y que eso no afecte en absoluto las ventas o la percepción de la banda. Sin embargo, aún estamos bastante lejos de llegar a eso.

Aunque eso también va de la mano con el hecho de que no haya tantos medios dedicados a la cobertura musical.
Definitivamente, porque como te dije, si Conciertos Perú sale con una reseña negativa sobre un disco, pero Rock Achorao lo alaba… se generará un debate. Así, este disco se escuchará mucho más y la gente formará su propia opinión.

Finalmente: mantener un medio musical durante 11 años es, sin duda, un logro. ¿Pero en algún momento pensaron en patear el tablero?
No. De hecho, una de las cosas que vimos durante todos este tiempo es el lanzamiento de varios proyectos similares, que en su momento nos entusiasmaron como posible competencia. No obstante, se terminaban al año o a los dos años. Conciertos Perú ha podido mantenerse con lo poco que tenemos, y ahora siento que tenemos una gran responsabilidad al ser un medio musical en una escena donde estos casi no existen.

 

conciertosperu11aniversario