10 de agosto del 2020 °C
Trinchera crema

La aventura de ir al estadio

Mi primer clásico en vivo y en directo data de agosto de 1982. Fui con mi hermano menor a Norte y recuerdo que había tanta gente que el partido lo vimos parados, desde uno de los accesos que conectan las graderías con los pasillos interiores de la tribuna. Era un partido trabado, áspero, que al promediar el primer tiempo ganaba el Alianza de Gonzales Ganoza. De pronto, el árbitro marcó un tiro libre, justo delante del arco norte, y Raúl García, que le pegaba muy bien de zurda, la clavó con maestría. Pero ocurrió lo impensable: el juez anuló la conquista aduciendo que había marcado tiro indirecto y se armó un tole tole en la cancha y las tribunas. Tan fea se puso la cosa que decidimos irnos del estadio ganados por el temor, la inexperiencia y el recuerdo de las veces que mi padre nos había contado cómo salvó la vida en la tragedia del Nacional, en 1964. Hoy, visto a la distancia, ese lío fue cosa de niños. Ir al estadio se ha convertido en una aventura peligrosa por la violencia desatada dentro y fuera de las canchas. ¿Llevarías a la cancha a tu hijo, tu novia o tu hermano menor? ¿Te sentirías seguro?

Seguir leyendo...

¡Desesperante!

Veo este gol...

 

...y luego recuerdo aquel ante los venezolanos o el que le marcó a Libertad hace apenas unas semanas, y me pregunto qué pasará por la cabeza de Piero Alva, si en algún momento de su vida habrá hecho algún tipo de autocrítica o simplemente ya se resignó a su desesperante irregularidad.

La culpa del empate ante Gálvez no es enteramente suya... ¡pero qué manera de estropear cada contragolpe, de errar tantos servicios, de poner tan mal el pie con el arco a tiro de gol!

Los problemas de esta 'U' son más profundos que Alva, es cierto; pero acaso el 23 crema sea el símbolo de este andar errático, intermitente, pálido del equipo que dirige Juan Reynoso, a pesar de que los números digan que está solo a tres unidades -y con un partido menos- del puntero del Descentralizado 2009.

Seguir leyendo...

Lolo que estás en los cielos

Hace diez años, en DT se nos ocurrió juntar a cuatro glorias cremas por las bodas de diamante de Universitario. Rubén Marruffo y un servidor conversamos con Alberto Terry, Roberto Chale, Germán Leguía y José Carranza, quienes aceptaron gustosos nuestra invitación. Con ellos nos fuimos al cementerio Parque del Recuerdo, en Lurín, para rendirle homenaje a la figura máxima de la 'U' de nuestros amores, Teodoro 'Lolo' Fernández Meyzán. A su manera, los cuatro hablaron de lo que significó en sus vidas vestir la merengue, recordaron algunas anécdotas y, por supuesto, hablaron de nuestro querido cañonero, gloria eterna del fútbol peruano. Hoy que nuestro inolvidable ídolo cumpliría 96 años me permito recordar esa nota y compartirla con ustedes.

Seguir leyendo...

Este Piero no canta

En enero de 1999 empecé a sufrirlo. Perú enfrentaba el sudamericano sub 20 y en DT me encomendaron seguir al equipo que dirigía Juan Carlos Oblitas en Argentina. Fue un viaje redondo porque la selección luchó hasta el final su clasificación al Mundial, además cubrí el matrimonio del Toro Cantoro, el Boca-River con Pereda y estuve más de 20 días en Mar del Plata, en plena temporada veraniega. En un grupo donde 'Machito' Gómez y César Balbín destacaban nítidamente, Piero Alva desesperaba. Su puntería fatal y su empecinamiento por driblear hasta al banderín del córner empezaban a moldear su sinuoso camino por el fútbol profesional. Ayer, aún con la resaca del fracaso en Trujillo, recordé a ese chiquillo empeñoso que debutó con Piazza en el 98 y que en el once del 'Ciego' parecía jugar para su equipo personal .

Alva no fue el único culpable de la historia triste protagonizada por la 'U' ante el Vallejo, pero es el mejor símbolo de los vaivenes desesperantes en que navega el plantel de Reynoso. La crema está perdiendo el rumbo. Se necesitan correctivos ya.

Seguir leyendo...

Olvídense de Tacna

Pensaba escribir de fútbol, olvidar un rato el tema de las banderolas, comentar cosas más felices. Pero después del partido que acaba de terminar es imposible hacerlo. Aunque no perdió, la 'U' jugó un encuentro olvidable, no parecía el puntero del campeonato y, lo que es peor, no parecía que enfrentaba al peor equipo del torneo. Cierto es que Bolo ha mejorado, sin embargo eso no justifica una actuación tan floja, tan lejana de lo que se esperaba. Algunos dirán: se jugó de visita, no se perdió... ¿pero un equipo como la 'U' debe conformarse con eso?

Seguir leyendo...