10 de agosto del 2020 °C
Trinchera crema

La 'U' que no queremos

Leo en la web de El Comercio que un tal 'Capo', barrista del Cono Sur, habría sido el causante de la muerte de María Paola Vargas Ortiz (con quien, a propósito, no tengo ningún vínculo familiar o de amistad). La nota da cuenta también de una versión diametralmente distinta, mucho menos creíble, la cual señala que la muchacha murió atropellada por una coaster. Espero que los videos de las cámaras de seguridad de los locales aledaños señalen quién fue el causante de esta muerte absurda ocurrida el sábado último, momentos antes del partido 'U'-Melgar. Y que la justicia actúe sin miramientos. Haya sido un barrista o no, nuevamente el nombre de Universitario es relacionado con la violencia. Desde que el fenómeno de las barras bravas explosionó -allá por 1991, si más no recuerdo-, mucho se ha hablado y prometido sobre el tema -hasta se dio una ley durante el fujimorato-, pero en los hechos es muy poco lo que se ha avanzado. Los directivos de los clubes se han servido de las barras al igual que ciertos jugadores. Ni qué decir de los propios barristas, que en lugar de deslindar con los violentos han seguido apañándolos. Como hincha de Universitario, me avergüenza que exista gente que utilice los colores del club para robar, golpear o matar. Y, sobre todo, que no se haga nada para terminar con esta historia que tanto dolor provoca. Seguir leyendo...

Y Reynoso respondió

Estaba mostrándole mi boleto al controlador de Occidente cuando escuché un griterío. ¡Acaban de cobrarle un penal a la 'U'! dijo alguien e inmediatamente partí la carrera hacia la tribuna. No había terminado de acomodarme en mi asiento cuando vi a Solano colocarla lejos de Rodríguez y mientras buscaba RPP en la pequeña radio que había llevado, me llené de indignación cuando vi al árbitro cobrar el jalón de Galliquio que derivó en el empate de Melgar. Algo parecido debe haberles sucedido a ustedes en el estadio, en sus casas o donde vieron o escucharon este partido de locos que tuvo cuatro penales, alguno más no cobrado y que supuso la recuperación de la crema tras la mala impresión que dejara ante Sport Huancayo. Recordarán que en el post anterior dejamos algunas preguntas dirigidas a Reynoso con el fin de que explique el porqué del pobre rendimiento del equipo. El sábado, en un Monumental semivacío, de alguna manera nos respondió: Seguir leyendo...

Preguntas que Reynoso debe responder

Nos ganaron, y bien. Sport Huancayo manejó el partido, creó las mejores situaciones y vacunó en una jugada de pelota parada que trabajó con eficacia. Incluso la ventaja pudo ser más holgada porque además de meter un tiro en el palo tras un error grosero del 'Negro' Galván, el árbitro les anuló un gol legítimo por una supuesta posición adelantada. Aunque en esencia todas las derrotas son iguales, si la diferencia hubiese sido mayor hoy nuestras caras largas serían kilométricas.

¿Y ahora?

El fixture manda que este fin de semana recibamos en casa a Melgar, ocasión ideal para levantar cabeza. Pero eso es lo que dice el papel. La realidad indica que la 'U' no sabe lo que es ganar con tranquilidad en casa, que sufre como un condenado para generar situaciones de gol (y mucho más para concretarlas). Que el desempeño de ciertos jugadores se ha venido en picada y en cada fecha que pasa Reynoso genera más dudas que certezas.
¿Que este es el momento en que más unidos debemos estar? Por supuesto. A la hinchada le toca alentar este fin de semana como si nos estuviéramos jugando la final de la Champions para que el equipo no decaiga y mantenga la ventaja. Sin embargo, eso no debe inhibirnos de expresar -al menos en este rincón- nuestra indignación por este andar irregular y desesperante de un equipo que generó enormes expectativas al principio del año y que hoy, en el momento de la verdad, se ha colocado en el borde mismo del precipicio.

Seguir leyendo...

De vuelta a nuestra realidad

Acabada la pesadilla eliminatoria, volvemos a nuestra realidad: el torneo local. A la crema le toca subir a la sierra para enfrentar al Sport Huancayo y con un triunfo este domingo aumentaría a ocho unidades su ventaja en la liguilla. Imposible dar en este momento una alineación porque no conocemos el estado físico de nuestros seleccionados, y todos sabemos que el Cabezón es muy amigo del misterio y de soltar 'tapaditos' como ocurrió con Ruidíaz la última fecha. Sin embargo, a la luz de lo ocurrido con la blanquirroja en estos últimos días, me parece oportuno compartir algunas reflexiones referidas no solo al momento actual del club, sino del fútbol peruano en general. La 'U' está a pocas semanas de organizar sus elecciones y aunque no se han definido todas las candidaturas, el ventilador anda encendido y apunta a distintas direcciones. Un grupo opositor acusa casi a diario al oficialismo de urdir una serie de maniobras para bloquear la postulación de Julio Pacheco y desde Ate se defienden señalando que ese bando solo busca desestabilizar a la institución. En tanto, la Municipalidad de Lurín niega que existan trámites avanzados para cambiar de uso los terrenos de Campo Mar, el jefe de la Sunat desmiente que la deuda del club se haya reducido, un dirigente afirma que Reynoso solo seguirá en el club si consigue el título nacional y la lista opositora deja entrever lo mismo. Surgen versiones de que el plantel ha cobrado solo parte de sus sueldos, que algunos jugadores han recibido cheques diferidos, que obreros y empleados llevan meses sin cobrar y otros etcéteras más. Pregunto... ¿En este ambiente puede trabajar con tranquilidad el primer equipo? ¿Reynoso y los jugadores cuentan con las condiciones apropiadas para pensar únicamente en el partido de este domingo y los que vengan? Si un club como Universitario, que dice ser grande, trabaja en medio de tanto desorden, de tanta duda e inestabilidad, ¿por qué llama la atención tanto el fracaso de Perú en las eliminatorias? ¿No fuimos realmente ilusos al pensar que teníamos ciertas posibilidades con clubes que se manejan como chacras particulares y una organización general que desde hace muchos años se cae a pedazos? Seguir leyendo...

Garra total

Cuando transcurrían los primeros 15 minutos de juego, pensaba que estaba asistiendo al preludio de un desastre. Atrevido y punzante, Total Chalaco tenía a mal traer a la defensa de Universitario, la única línea del equipo que hasta la víspera parecía inmune a las críticas. Pero ahí estaban Julio Edson, el Goyo, Carty, Olcese y un inspiradísimo Neyra para torcer esas cinturas que suponíamos de acero e infranqueables. Y en esos primeros 15' llegó el tanto de Donny, que festejó con golpes de pecho y lenguita burlona; antes nos había asustado Estigarribia, también Carty. Una crema descontrolada, al borde del baile, buscaba respuestas en el juego, hasta que se acordó de su historia y las encontró en el corazón.

Garra. ¿Hay manera de definirla con palabras? No lo creo. Sin embargo, sé lo que es y eso fue lo que vi el domingo: garra. ¿Acaso el equipo no se acomodó cuando ingresó Landauri y Vásquez ocupó el puesto de Toñito? Sí, por supuesto. ¿Alva no jugó uno de sus mejores partidos de la temporada? Claro, cómo negarlo.

¿No predominó el buen estado físico merengue ante un once repleto de veteranos? Puede ser. Pero a este reacomodo táctico, a esta mejora en el rendimiento de algunos jugadores, se anudó ese deseo indestructible de no perder que todo crema lleva en el corazón. Y el domingo, cuando se sintió superado, en el límite del ridículo, la garra salió por enésima vez a flote y facilitó un triunfo revitalizante que permite llegar con excelente pie al encuentro ante Sport Huancayo en la Incontrastable. Dice Phillip Butters que con una victoria allá habremos definido nuestro pase a la final del campeonato. No me atrevería a decir ello con tantos puntos en juego aún. No obstante, es innegable que una victoria dejaría al equipo muy cerca de ese objetivo. Porque el principal, todos los sabemos, es volver a disfrutar la alegría de un título nacional. Y sin ello, lo demás no sirve de nada.

Seguir leyendo...