10 de agosto del 2020 °C
Trinchera crema

Para pintar de crema el 2010

Como diría el 'Bambino' Veira, la base está: Sigue Juan Reynoso, el gran gestor del campeón 2009. La columna vertebral se mantiene, a excepción de Solano quien debe oficializar en las próximas horas su partida a Inglaterra. Fito, según todos los trascendidos, seguirá en Ate. Han llegado algunos jugadores: Luis Ramírez, Mario Soto, Adrián Zela, Carlos Orejuela, Luis Hernández y Junior Núñez, mientras lo de Zúñiga parece haberse entrampado por razones económicas. ¿Pero alcanza con esto? Si queremos ser protagonistas, no solo a nivel local, definitivamente no. La 'U' necesita -y merece- mucho más. Seguir leyendo...

Crema de Navidad

Afortunadamente el panorama se aclaró más rápido de lo imaginado y salvo Solano, que no ha ocultado su intención de volver a Inglaterra (al parecer por razones familiares), la columna vertebral del equipo continuará durante el 2010. El último en asegurar su permanencia ha sido Rainer Torres, fundamental en la obtención del Apertura 2008 y, a pesar de sus lesiones, clave en el andamiaje del campeón 2009. Se sabe que también existe un acuerdo verbal con Piero Alva, el cual debería concretarse en las próximas horas. ¿Están adecuadamente financiados estos nuevos contratos? Gran pregunta, ¿no? Más allá de los tiras y aflojes lógicos tras el final de temporada, jugadores como Rainer y Galliquio han privilegiado su hinchaje por encima de los suculentos contratos que ofrecía Juan Aurich (y, al parecer, César Vallejo). Es más, se dice que en el caso de Torres querían pagarle 350 mil dólares al año, cifra imposible de asumir por Universitario. Gestos como este no debemos olvidarlos; en particular, cuando tras una mala actuación -que de seguro la van a tener- nos provoque empapelarlos con insultos y otros vituperios. Mientras se aclara el panorama en cuanto a refuerzos extranjeros y sponsors, hagamos un balance del año que se va. ¿Para ustedes, quién ha sido la figura de este Universitario campeón 2009? Entiendo que es difícil destacar a una persona en un año en el que la labor grupal fue la que inclinó la balanza; sin embargo, no nos neguemos esta posibilidad. Pongo a consideración una lista de candidatos. Les toca a ustedes elegir al más destacado. Seguir leyendo...

Desarme unilateral

Primero fue Cerda, le siguió Fito y el próximo sería Villamarín. Aún no terminamos de celebrar el título y la crema empieza a desmembrarse. Con un club con la billetera gruesa (Juan Aurich) y otro al que no le interesa hacer locuras (Alianza Lima), el mercado se infla y el jugador sonríe. ¿El nivel del fútbol peruano alcanza para pagar más de 15 mil dólares al mes? Yo creo que no.

Para Universitario es un momento complicado. Necesita mantener la base de su equipo campeón y reforzarlo para hacer una campaña decente en la Copa Libertadores. ¿Es posible hacerlo con jugadores que, más allá de su amor por la camiseta, aspiran a tener una mejora económica? Anoche, en "El Especialista", Piero Alva se quejaba de que siempre resignó dinero cuando tuvo que ponerse la crema y dejaba entrever su deseo de que esta vez no ocurra lo mismo. Es muy fácil pedirle a un futbolista que ponga en primer lugar su hinchaje cuando necesita un buen contrato para mantener a su familia y asegurar su futuro.

No olvidemos, además, la espantosa situación económica por la que atraviesa el club, que no hay elecciones a la vista ni novedades sobre el nuevo sponsor, que persisten las deudas con el plantel actual. ¿Vale la pena ofrecer contratos millonarios a cambio de seguir hipotecando el futuro de la institución?

Seguir leyendo...

Soy campeón, ¿y tú?

Confieso que el último silbatazo de Carrillo no lo escuché, pero apenas vi a los jugadores abrazándose y a la hinchada celebrando, más que alegría, experimenté una profunda sensación de alivio. Ocho años sin campeonar me resultaba desesperante, inaguantable. Había sido un martirio muy largo, doloroso, repleto de demasiadas tristezas y no pocas frustraciones. Somos campeones, caray, y aunque he gritado, he celebrado, lo que más siento en este momento es tranquilidad. La espina que llevaba atravesada desapareció. Al fin puedo decir, escribir, gritar que soy campeón. Que somos campeones. Que Universitario es el mejor. Seguir leyendo...

RAÚL FERNÁNDEZ

Discúlpenme por ser tan poco imaginativo, no inventar un apodo pegajoso o parafrasear a un popular escritor. Por mi cabeza han pasado mil alternativas, algunas estrambóticas, otras demasiado enrevesadas, pero no creo que haya una que grafique mejor lo vivido esta tarde de diciembre en el estadio de Matute.

Que me disculpe también Piero Alva, dueño de nuestros odios semanales, pero también de un corazón gigantesco que palpita como golpea el bombo de la Trinchera y hace minúsculas cualquiera de sus torpezas.

Raúl Fernández. Basta con su nombre para explicar por qué Universitario está a un paso de besar el cielo. No hace falta abundar sobre su agilidad de contorsionista, las tenazas que lleva en lugar de manos ni en su sana costumbre de impedir aquello que parece inexorable. Ante Alianza sacó cuatro pelotas que ya sentíamos arrugando nuestro pecho, en particular la última: un balonazo cruzado de Vílchez que el vértice derecho del arco sur aguardaba con los brazos abiertos, hasta que nuestro 'Supermán' lorcho decidió estirarse como Reed Richards para dibujar el cuadro que inmortalice la mejor atajada del campeonato.

Raúl Fernández fue el héroe de una tarde áspera, que nos mantuvo en susto durante 93 minutos. Si la justicia gobernara al fútbol, este texto sería un océano de lamentos. Por fortuna, es solo un juego.

Seguir leyendo...