Se ganó y punto. Fue 2-0 ante CNI en un partido olvidable donde Universitario solo mostró chispazos de buen juego. Como me dijo un amigo mientras veíamos el partido en la redacción, el equipo parecía estar con la cabeza en otro lado, en Buenos Aires para ser más precisos. Pero se ganó y, a la espera de lo que suceda con el resto de la fecha, volvimos a la punta. Bien Fernández en el arco, interesante Solano, oportuno Labarthe y ¡al fin! Perillo. Tenemos un equipo solidario, que intenta practicar un fútbol moderno, distinto a lo que solemos ver en el torneo local. ¿Qué le falta? Más ideas en el medio y contundencia en el ataque.

El partido ante los charapas me trajo a la memoria tres momentos que quienes andan cerca de la base cuatro deben recordar. En dos de ellos el protagonista es Ramón Quiroga y en otro un rollizo recogebolas, hoy muy ligado al trabajo de la selección nacional. Ayúdenme si es que he olvidado algún detalle:

1. El ‘off side’ del Loco.

Era 1984 y Ramón Quiroga, luego de un fugaz paso por el exterior, volvía al Perú, pero no para cuadrarse en la valla de Cristal, sino en la del CNI. La ‘U’ tenía un cuadro regularón, con algunos refuerzos de la Copa Perú entre los que figuraba un delantero ingenuote llamado Germán Garagay. En un momento del partido, Garagay recibe el balón, gira y emprende la carrera hacia el arco de Quiroga. No lo marcaba nadie, así que el gol parecía un hecho. Pero nadie contó con que el Loco, vivísimo, iba a chiflar como si fuera el pitazo del árbitro para enseguida levantar la mano, como si se hubiese cobrado un ‘off side’. De inmediato, Garagay bajó la velocidad, un defensa lo alcanzó y le picó la pelota, Ramón la agarró y siguió con el juego. Adiós gol y adiós Garagay. Al año siguiente se tuvo que buscar otro equipo.

2. Otra del Loco.

El torneo del 84 lo ganó el Boys de Cabanillas y el subcampeonato se definió con un triangular en el que participaron Melgar, CNI y la ‘U’. Todos los partidos se jugaron en el Nacional con las tribunas repletas, en topes cerradísimos, con muy pocos goles. El encuentro contra los selváticos fue un dale y dale contra su arco ante un Quiroga intratable. Recuerdo que a muy poquito del final, llegó un centro al área, el Trucha Rojas pegó el salto y metió un cabezazo que hizo que todo el estadio se levantara de sus asientos. Cuando nos disponíamos a gritar el gol, el Loco, que ya había medido el disparo, amortiguó la bola con el pecho y la tomó con las manos, desafiante. En ese momento tuve claras dos cosas: 1. La pelota no iba a entrar de ninguna manera. 2. El Loco era un arquerazo. Solo me quedó aplaudirlo. Por supuesto, al poco tiempo fichó por la ‘U’.

3. El Gordo Eddy nos dio la clasificación.

En el 85 nuevamente nos tocó definir con el CNI, esta vez el título regional que, si la memoria no me falla, daba un cupo para la Libertadores. Teníamos un equipo respetable, sin embargo, los charapas eran bravos y a falta de muy poco para que culminara el encuentro ganaban 1-0. En el arco de ellos estaba Óscar Vera, un arquero cumplidor que esa noche debe haber jugado el mejor partido de su vida. Su historia cambió cuando en uno de los ataques merengues, la pelota sale de la cancha y un recogebolas parece que le dijo algo. Vera reaccionó con violencia y el árbitro lo expulsó. El chiquillo faltoso era nada menos que Eddy Linares, actual gerente de la selección. El delantero José Carranza, homónimo del Puma y ex jugador aliancista, tuvo que cuadrarse en el arco y en pocos minutos llegaron los goles. El partido terminó 3-1 y se logró la clasificación. ¿Se habría conseguido de no mediar el altercado con el Gordo Eddy? Imposible saberlo.

¿Qué pasará este martes ante San Lorenzo? Aunque los cuervos andan mal, no van a bajar la cabeza. Además, la presencia de Simeone les dará un nuevo impulso y tratarán de reconciliarse con su hinchada. La ‘U’ debe ir a Buenos Aires a hacer lo suyo. Si algo le ha dado Reynoso es identidad, indispensable si se pretende construir un gran equipo. Esta crema, sin ninguna duda, sabe a lo que juega. 

Mientras tanto, les dejo un video donde si bien se aprecian imágenes de algunos de nuestros rivales, hay tres joyitas por las que vale la pena verlo: extractos del ‘U’-Boca del 81, el golazo de Seminario del clásico del 83 y la avivada del Loco Quiroga con Garagay. Disfrútenlo.