Se ganó jugando mejor que otras veces, aunque todavía sin alcanzar el nivel ansiado. Cienciano solo fue rival en el primer tiempo y luego del penal -y la expulsión- empezó a morir, víctima de la abrumadora superioridad crema y -no lo olvidemos- su falta de estado físico, producto de los problemas internos que lo afectan desde hace varios días.

Pero lo que nos interesa es cómo se movió el equipo y la noche del sábado hubo chispazos de buen fútbol. Ñol, apareciendo poco, marcó diferencias; la dupla Orejuela-Labarthe empieza a hacerse un lugar a punta de goles y atrás Galván confirma cada fecha que no hay otro como él. Este miércoles el rival será de otro lote -San Martín-, así que no vale bajar la guardia. Un triunfo nos pondrá otra vez en la punta y de ahí en adelante creo que podremos mirar con otros ojos lo que resta del torneo.

Si bien dos triunfos seguidos entusiasman, hay otro tema que vale la pena comentar: este fin de semana termina el campeonato argentino y por esas coincidencias que tiene el destino lo definirán dos equipos con técnicos con pasado crema: Ángel Cappa, entrenador del sorprendente Huracán, y Ricardo Gareca, que le ha devuelto a Vélez las luces que nunca debió perder. Verlos a ambos en esta instancia alegra y enorgullece porque fueron protagonistas de momentos inolvidables cuando les tocó estar en Ate. ¿Con cuál de ellos fuiste más feliz como hincha?

No olvido al equipo de Mayer y Donny, tampoco los golazos del ‘Vagón’ ni las escasas -pero oportunas- apariciones del ‘Malingas’ Jiménez, pero si me dan a elegir tengo mejores recuerdos de la ‘U’ de Cappa, campeona del Apertura 2002, que de la crema que Gareca llevó al título en el Apertura 2008.

Esa ‘U’ de Chemo, Vilallonga, el ‘Nuno’ Molina y el ‘Cholito’ Sotil no seguía los evangelios de San Ángel (escritos por el profeta César Luis y propagados por el mundo por los apóstoles Maturana, Lillo y Miguelito Company), pero era garra en su máxima pureza. Imposible no sentirse orgulloso ante tamaña demostración de entrega, coraje, lucha que ese equipo mostraba en cada presentación, pese a los mil y un problemas internos que atravesaban por la desastrosa gestión del desaparecido Javier Aspauza Gamarra.

Cuando acabó el torneo, el equipo se desarmó y cayó en un hoyo infame, víctima de las deudas y los malos manejos dirigenciales. A Cappa la experiencia lo marcó a fuego como lo señala en su libro y no hay entrevista en donde no recuerde con cariño y satisfacción esos meses en los que estuvo al frente del cuadro merengue.

¿Quién ganará este fin de semana? ¿Tienen algún favorito? ¿A cuál de ellos les gustaría tenerlo de vuelta para que agarre el equipo?

Mientras tanto, les dejo estos dos videos que encontré en youtube. El primero tiene la celebración del Apertura 2002 y el segundo el resumen del ‘U’-Cienciano que nos dio el título del 2008. Disfrútenlos.