10 de agosto del 2020 °C
Trinchera crema

A la espera de la resurrección

Imposible hacer un análisis con un equipo que llegó a la cancha sin dos días de entrenamiento, casi desde su casa y arrastrando la amargura de sentirse burlado por una directiva cuya palabra tiene la misma consistencia que un trozo de papel mojado. El triunfo sobre Alianza Atlético vale por los tres puntos, pero futbolísticamente no añade ni quita a lo que se ha visto hasta la fecha. Seguir leyendo...

Víctima de las promesas

Un superequipo y un club serio. Esas fueron las promesas que se hicieron al pueblo crema a finales del año pasado que a la fecha siguen lejos de cumplirse. En la cancha las superestrellas juegan como si valieran el mínimo, en manos de un técnico que aunque viste de terno, sigue creyéndose jugador. Y los que ofrecieron armar una potencia invencible, un Barcelona sudamericano, andan con la billetera en rojo, tapando huecos, fabricando excusas, mintiendo, agraviando, dando vergüenza. Seguir leyendo...

Este sábado no hay segunda vuelta

Se viene otro Clásico y, valgan verdades, las palabras sobran. Un partido como este solo admite un resultado: el triunfo. Pensemos en nuestras urgencias conocidas -deportivas e institucionales- que un empate o una derrota empeorarían. Este sábado, pues, se pueden definir muchas cosas ¿Las principales? Si llegamos a la punta del campeonato o tenemos que empezar a buscar otro entrenador. Seguir leyendo...

Pura garra, pobre fútbol

El gol más gritado de los últimos meses no puede alejarnos de la realidad. Si la crema se llevó la victoria en el Monumental fue por guerrera e inconforme, porque no se resignó a morir asfixiada por sus limitaciones. Antes del puntazo de Álvarez, vivimos 94 minutos de zozobra, obra de un equipo inconexo, que sigue jugando a nada y con un banco en donde no asoman alternativas. Seguir leyendo...