10 de agosto del 2020 °C
Trinchera crema

Qué difícil es hablar de fútbol

Es difícil hablar de fútbol en estos momentos. La muerte de Walter Oyarce es una herida profunda que duele demasiado como para olvidarla con un revoleo de camiseta, un grito desaforado o la felicidad infinita que produce un gol. Pero la vida no se detiene y Universitario, con su empate en Mendoza, ha quedado a un triunfo de los cuartos de la Sudamericana (*).Que un equipo peruano siga adelante en un torneo internacional es siempre una buena noticia, que lo haga la crema en el peor de sus 87 años de existencia sería algo más que un consuelo. Un instante de alegría entre tanta desazón. Seguir leyendo...

Dolor y vergüenza

La sonrisa me duró cinco minutos. La muerte de Walter Oyarce desintegró la alegría desatada luego del gol de Morel. Vencimos a Alianza, nos bajamos al puntero, ¿pero de qué sirve si una vida se terminó por culpa de unos miserables? En los últimos posts, muchos de ustedes criticaban a quienes no asistían al Monumental. Con lo que ha ocurrido, no hay mucho más que decir. La violencia sigue ganando por goleada. Seguir leyendo...

Un clásico para sacarnos la amargura

Con Fano, García y Tomasevich desgarrados, y Ruidíaz en algodones, habrá que prender mil velitas para que Andy Polo no se resfríe y llegue intacto al clásico. Así, sin delanteros y con un ojo clavado en Mendoza, la crema enfrentará su partido más importante del Descentralizado. Un triunfo no alcanzará para meterse en la pelea por el título, pero sí para recordar con menos infelicidad esta infame temporada. Seguir leyendo...

Gracias, muchachos

Fueron dos minutos fatales, inesperados. La película que no queríamos ver parecía tenernos de protagonistas. Penal fallado y roja para Morel. La gran ilusión se derretía, la sonrisa burlona del compadre asomaba sobre las sienes. Pero la crema nunca se rinde. Debía apelar a aquello que la hace distinta. Y así, de atrás, mandando, jugando, metiendo, superó el trance y ganó con justicia. Tuvo garra. Eso que quienes llevan otros colores nunca sabrán qué es. Seguir leyendo...

La gran ilusión

Olvidémonos por un segundo de los problemas y pensemos en lo inmediato: ganarle al Anzoátegui, clasificar a la siguiente fase de la Sudamericana, soñar. ¿Suena irresponsable, contradictorio, ilógico frente a todo lo que hemos comentado en el blog? Así es, pero permitámonos esa licencia, esa tregua entre tanta desgracia. El pueblo crema urge de un triunfo para gritar a quienes pretenden destruirnos que estamos vivos. El gol es la mejor catarsis en los momentos difíciles. Unámonos en un solo puño para que así suceda. Seguir leyendo...