10 de agosto del 2020 °C
Trinchera crema

En el año de Lolo no podemos equivocarnos otra vez

Aunque el 2012 fue el peor año de los 88 de existencia de Universitario, olvidarlo sería un enorme error. El motivo es tan sencillo como poderoso: debemos tenerlo muy presente para no repetir el cúmulo de tonterías que pusieron al club al borde de la desaparición. Que el nuevo técnico, los refuerzos y la relativa tranquilidad institucional no inflen nuestros sueños ni nublen nuestras mentes. En el año del centenario de Lolo no podemos equivocarnos otra vez. Seguir leyendo...

Comizzo, una apuesta riesgosa

Si la elección de Nolberto Solano era una moneda al aire, ¿qué podemos decir de su reemplazo, Ángel David Comizzo? Su experiencia como entrenador es corta y si bien consiguió librar del descenso al Querétaro de México en mayo pasado, no tiene un solo título en su haber y acumula resultados signados por la mediocridad. "Elegimos a un técnico con un perfil guerrero y batallador", han dicho desde la administración temporal (AT) para justificar su contratación. ¿Basta con eso? Seguir leyendo...

La vida después de Solano

Se fue Solano y hay mucho que agradecerle porque en un año que asomaba crítico, consiguió lo más importante: salvar al equipo del descenso. Aunque deploro la manera cómo se produjo, considero que su salida era necesaria. El difícil momento de Universitario requiere de un entrenador experimentado, curtido, que sepa inyectar rebeldía a sus jugadores. Ñol necesita un poco más de rodaje. Ya volverá a tener su oportunidad con la crema. Seguir leyendo...