Universitario, un equipo bipolar

Para superar a un equipo peruano no hace falta mucha ciencia. Basta con presionar a sus jugadores un poquito para que pierdan ubicación, tranquilidad y, con ello, la pelota. La historia que sigue la conocemos todos. La noche del martes, la vivimos otra vez. Seguir leyendo...