Hohberg y un golpe de autoridad

La contratación de Alejandro Hohberg es un golpe de autoridad. El dolor de su partida es proporcional a la manera cómo los hinchas blanquiazules han intentado descalificarlo en redes sociales. Ahora dicen que está lesionado, que había bajado su nivel, que nunca se identificó con el club, etc. La verdad es que no se la esperaban. Seguir leyendo...