Pero eso no quiere decir que las molestias que se sienten tengan que ser minimizadas. Hay cambios y molestias reales, y se puede hacer muchas cosas para que estos no afecten tanto y sean más llevaderos.

Hablaré de eso en diferentes post, iré desglosando poco a poco. Lo primero: controlarse con la comida. No hace falta comer por dos, no forzarse. Comer sano balanceando con todos los grupos alimenticios.Un antojo de vez en cuando obvio! a todos nos gusta!, pero recuerda que todo lo que comes le llega a tu bebé. Prefieres que le llegue vitaminas y minerales o grasas saturadas y azúcar procesados?.

Es tu elección. Si empezamos ya con sobrepeso, lo ideal es controlar los primeros meses que los antojos no superen a los alimentos recomendados porque al final del embarazo siempre se va a ganar peso. Alimentos recomendando así en general: verduras, legumbres, frutas, cereales, carnes y pescados en menor proporción. Siempre es interesante mirar las pirámides nutricionales para estar informados. Una nutricionista puede asesorar mejor en caso de problemas de salud que requiera más detalle.

embarazo4-k12-U501843487346qJE-624x385@El Correo

No lo decimos los médicos por fastidiar, a veces somos pesados con el tema, pero sabemos que si hay un exceso de kilos los dolores de rodillas y espalda se incrementan, además hay más dificultad para moverse, el cuerpo pesa más y durante el parto estar ágil es mucho mejor, para poder cambiar de posturas libremente y tener más brío para empujar sin que falte tanto el aire.

Obvio también hay motivos médicos, la famosa diabetes gestacional y tener bebés muy grandes que requieran intervención médica al momento de nacer. Que aparezca incontinencia urinaria, es decir hacer pis cuando no quieres es un gran problema para las mujeres que afecta su vida social, sexual, laboral, etc.

No se trata de esclavizarse e ir contando calorías a lo top model, no es necesario. En el equilibrio está la virtud, disfrutar y pasarla bien con la familia y amigos, en Perú significa comer rico, pero recuerda compensar con otro día. No está recomendado que las embarazadas hagan ayunos a lo loco, ni dietas DETOX. Todo con cabeza y sentido común. ¡Nos leemos pronto!