Pareja joven:  a partir de los 35 años la fertilidad de la mujer empieza a caer y a partir de los 45 para el hombre.

Siempre es más importante la edad de la mujer, porque para embarazarse necesitamos un buen óvulo y buen espermatozoide, la diferencia es que las mujeres fabricamos un óvulo al mes y los hombres fabrican millones de espermatozoides cada 2-3 meses.

Los problemas de fertilidad    son de dos

Los problemas de fertilidad son de dos

Pareja sana: que no tengan ninguna enfermedad que afecte directamente la fertilidad. En los hombres por ejemplo la obesidad afecta a los espermatozoides, el fumar también o el varicocele (varices en el escroto), etc. En la mujer la endometriosis, o ciertas enfermedades autoinmunes pueden hacer más difícil el concebir.

En cuanto a los encuentros eróticos, lo ideal es que se realicen alrededor de la fecha ovulatoria calculada, pero a cuantos más, mejor. Es posible quedarse con un encuentro amatorio al mes, pero quizás tardes más de un año.

En todos los demás casos que involucren personas con alguna enfermedad crónica, no tan jóvenes, es mejor tener una evaluación sencilla de entrada, para evitar esa sensación de desgaste de ver la regla todos los meses.