12 de agosto del 2020 °C
TV en Serie

Los japoneses están locazos: Iron Chef

Primero un fondo negro. Luego, aparece una frase: “Dime lo que comes y te diré quien eres”. La cita es de un jurista francés más conocido por su tratado “Fisiología del gusto” que por sus aportes al derecho que también tuvo el tino de decir que el descubrimiento de un plato nuevo hace más feliz a los hombres que el de una estrella, o algo muy parecido, no recuerdo bien. Después, todo es un delirio. Una voz en off nos cuenta la historia del Presidente Kaga, un señor que se viste raro y que es, supuestamente, una autoridad gourmet. El tipo está tan chiflado que se mandó a hacer una “cocina-arena” en el patio de atrás de su castillo para que los mejores chefs del planeta pudieran batirse a duelo contra los Iron Chefs, que son algo así como los cocineros de cabecera del excéntrico. Pero eso no es lo más alucinante. Seguir leyendo...

Life: Así es la vida

Una serie completamente inverosímil pero absolutamente gratificante. "Life" narra la historia límite del detective Charlie Crews, quien acaba de ser liberado luego de pasar doce años en la cárcel por un crimen que no cometió: El asesinato triple de su compañero de trabajo y su familia. La serie se centra en dos aspectos: el efecto de la cárcel en las personas (el protagonista es un detective de policía que practica la filosofía de la secta zen) y la conspiración que se ocupó de ponerlo tras las rejas y que se va desgajando capítulo a capítulo. La actuación del protagonista es sólida aunque el personaje es absolutamente imposible a menos que le parezca habitual encontrarse con policías que le hablen del sentido de la libertad y las flores a pandilleros medio narcos que tratan de matarlo. Algunas cosas que me gustan: 1. El protagonista tiene una pared en la que va armando una suerte de mapa de la conspiración que intenta descubrir. 2. Luego de que una prueba de ADN demuestra que es inocente, la instancia pertinente lo indemniza y lo convierte en millonario. 3. Su nueva fortuna es administrada por un agradecido ejecutivo al que le salvó la vida en la cárcel que fue parte de la lista de Forbes y que hizo un desfalco (ahora vive en un pequeño cuarto sobre el garaje del protagonista). 4. De rato en rato se intercalan fragmentos de un falso reportaje o documental sobre Crews. 5. Hay momentos en los que el guión no solo es iluminador sino genial. 6. Me pone de muy buen humor. Desafortunadamente, la primera temporada, que es la que transmiten ahora se vio perjudicada con la huelga y solo fue de once episodios. Lo bueno es que habrá una segunda temporada y que seá mucho más extensa. *Estimados lectores: Desde enero del 2009, el blog "Tv en serie" lo desarrolla Romina Massa. Este post escrito por el anterior blogger, Javier Masías, seguirá en línea pero sin opción de dejar comentarios. Seguir leyendo...

The Tudors: nada que ver con la historia

Segunda temporada: Un buen momento de Ana Bolena Hace unas semanas estuve conversando con una compañera de trabajo muy aficionada a las cintas de época, sobre todo las que involucran realeza y entretelones políticos. Es fan de The Tudors, obvio, y no se pierde un capítulo. Me comentó que esas cosas que uno ve en la serie pasaban en la vida real, que en verdad había gente en la tierra que tenía corona y no precisamente en Buckingham sino en Lima, que se podía caer en desgracia (hizo alusión en ese punto a una conocida común que a pesar de haber sido muy importante en el ámbito social ya no es considerada) y que había gente que tenia derechos adquiridos al nacer. En esto último cedió un poco y dijo, "claro, en la India y en algunos otros lugares desafortunados". Seguir leyendo...