¡Volvió American Idol! Sí, soy fan y leal seguidora del programa (aunque algunas temporadas fueron tan misias que me aburrí, hay que admitirlo). Nunca me gustó Taylor Hicks, y supe que Fantasia iba a ganar desde que la vi en las audiciones. En la última temporada mi favorito era el ganador, David Cook -y no soportaba al otro David, que por suerte quedó segundo.

Y este año, una serie de cambios prometen inyectarle energía nueva al programa.

Cuando vivía en Lima hacía lo imposible por no enterarme de quién ganaba hasta que los capítulos llegaran al cable local. Pero Internet no ayuda (en la página oficial del programa se pueden ver clips de los episodios transmitidos), y en estos días es casi imposible llegar al capítulo final con la sorpresa intacta. Por eso, me parece que no habrá problema en comentar los pormenores de esta temporada de vez en cuando. Y el que no se quiere enterar ya sabe adónde hacer click.

Para empezar está la nueva jurado, Kara DioGuardi, nominada a un Grammy y responsable de canciones como “Rich Girl” de Gwen Stefani, “Ain’t No Other Man” de Christina Aguilera, “Sober” de Pink y “Spinning Around” de Kylie Minogue, la cual curiosamente coescribió con Paula Abdul en el 2000. Recién vamos un par de episodios y ella y Simon ya parecen estar a punto de mandarse al diablo, y pronto.

Además, la primera semana en Hollywood estará estructurada de manera diferente, y los episodios de resultados serán más cortos. También parece que no harán tantos programas temáticos (¡gracias!), lo que significa que ya no será necesario soplarse un programa entero con cantantes de menos de 25 años cantando temas de Dolly Parton.

Tengo amigos que dicen que odian el programa, pero se vacilan viendo las audiciones. En mi opinión, sobre todo si se trata de un reality show con competencia, esta opción lo tiene todo: música, humor, suspenso, un poquito de romance y/o tensión sexual, toneladas de drama… Y para un show de este tipo estamos hablando de la combinación perfecta.

*Estimados lectores: TV en serie blog ha cambiado de autor. Este post, escrito por la anterior blogger, Romina Massa, seguirá en línea pero sin opción de dejar comentarios.