* Ojo: yo vivo en Florida, y es posible que en algunos párrafos de lo que sigue revele información de contexto que podría malograrles la sorpresa.

Cuando una serie tiene personajes interesantes y atractivos, persecuciones silenciosas, acción, suspenso, drama, tensión sexual, crímenes, muy buenos guiones, un tema de The Who y una referencia a Pink Floyd en cada capítulo, ¿qué más queremos?

C.S.I. Las Vegas fue la primera en una franquicia de series producida por Jerry Bruckheimer, productor reconocido, exitoso, y tan orgulloso de sí mismo que hay una foto suya en el escritorio de Grissom.

Grissom, por cierto, es (o era) el protagonista de la serie de C.B.S., el líder del equipo forense, un investigador que estudia insectos y le tiene terror a la intimidad. Interpretado por William Petersen, se trata de un personaje sin el cual es casi imposible imaginar la serie. Pero todo en la tele tiene su final, y después del capítulo del 15 de enero ya no hay más Grissom en Las Vegas.

Esta no es la primera despedida de la serie. Sarah, el personaje de Jorja Fox que tiene un romance prohibido con Grissom, ya se había mudado en otra temporada. Y Warrick, interpretado por Gary Dourdan y casi un hijo para Grissom, murió dejándonos a todos en shock en el primer capítulo de la última temporada. Quizás la ausencia de personajes más cercanos al suyo tuvo algo que ver con la decisión de Petersen de volver al teatro. O quizás simplemente estaba cansado de tanta televisión. En todo caso, había un vacío importante que llenar si la serie tenía cualquier esperanza de continuar en el aire.

Entonces llegó Laurence Fishburne. Más conocido por su actuación como Morpheus en The Matrix, es un actor famoso, respetado (a mí me encanta en Otelo) y, aparentemente, una gran idea. Según Entertainment Weekly, su aparición en el capítulo del 11 de diciembre del año pasado aumentó la audiencia a 20.6 millones de televidentes, o 18% más que la semana anterior. Y aunque admitió a los medios que no había visto la serie hasta que lo llamaron para formar parte del elenco, dice que no le tomó demasiado tiempo convertirse en fan. Este es un video promocional de ese primer capítulo, en el cual los caminos de Grissom y el Dr. Raymond Langston (Fishburne) se cruzan por primera vez:

Sinceramente, aunque me encanta la idea de ver a Fishburne en la serie, no sé qué voy a hacer sin Grissom.

Para terminar, aquí una escena del capítulo final de la quinta temporada, dirigido por Quentin Tarantino (sí, Tarantino. Yo les dije que esta serie es lo máximo):

*Estimados lectores: TV en serie blog ha cambiado de autor. Este post, escrito por la anterior blogger, Romina Massa, seguirá en línea pero sin opción de dejar comentarios.