Hace un tiempo hablamos de qué personajes secundarios podían resultar tan interesantes y atractivos como los principales. Ahora la pregunta que cae de madura es ¿quién debería tener su propia serie? Seguir leyendo...