Errar es humano. Pero no todos tenemos una, dos, tres y más cámaras listas y apuntando para registrar nuestras torpezas. Y es que hasta los actores mejor pagados de la televisión pueden cometer errores que llegan a resultan más divertidos que sus propios diálogos.

Desde olvidarse su parlamento, hasta decir una frase por otra. Desde chocarse con una pared, hasta hacer muecas antes de rodar. Los bloopers son un género televisivo en sí mismos. Pueden quitarnos la tensión de un Jack Bauer justiciero o hacer que nos olvidemos del miedo de alguna escena peligrosa.

Aquí he reunido algunos de los bloopers que más me han divertido y los comparto con mucho gusto.

24

Buffy

House

The office

Two and a half men

The big bang theory