Hace un tiempo hablamos de qué personajes secundarios podían resultar tan interesantes y atractivos como los principales. Ahora la pregunta que cae de madura es ¿quién debería tener su propia serie?

Casos de spin off exitosos ya han habido. Podemos recordar, por ejemplo a Frasier, que era un personaje de “Cheers”, y luego tuvo su propia serie con excelentes resultados. Y es que en algunas ocasiones las series pueden desarrollar tan bien a sus personajes que puede surgir alguno al que nos gustaría verlo viviendo sus propias aventuras.

Otro spin off conocido y medianamente reciente es el de “Private Practice”, que se derivó de “Grey´s Anatomy” con la doctora Adisson Montgomery como su protagonista. Y cómo olvidar a Joey de “Friends” que tuvo que mudarse a Los Ángeles para empezar una nueva vida. Lamentablemente, al ex Friends no le fue del todo bien y su serie fue cancelada.

Y claro, también está “Angel”, una serie que se derivó de “Buffy La Cazavampiros” y duró cinco temporadas con el vampiro con alma al mando de todo. Se trató de una serie mucho más adulta que Buffy, más oscura y madura. Además, cada cierto tiempo había crossovers de lo más atractivos.

¡Ah!, y uno de los mejores para mi gusto: “Boston Legal”, con el extraordinario Alan Shore en un nuevo bufete de abogados al lado de Deny Crane. Esta serie surgió de “Los Practicantes”, una de mis favoritas de abogados.

Lo cierto es que me encanta ver cómo el mundo de una serie puede ampliarse y regenerarse casi de manera espontánea. Y esto pasa cuando el spin off resulta casi natural. Mientras no sea forzoso y el personaje en cuestión dé la talla, no hay problema.

Se me ocurre que, por ejemplo, resultaría un bueno darle una serie propia a Sheldon Cooper, de “The Big Bang Theory”. Creo que podríamos tener una historia más centrada en él y sería muy divertida. O también una serie con Berta de “Two and a half men”, sería totalmente irreverente y atrevida. También creo que Debra Morgan podría tener una oportunidad. La hermana de Dexter es una mujer que ha vivido bajo la sombra de su hermano mayor y se hizo policía para tratar de agradar a su padre. Tiene una vida de inseguridades pero debe alejar a los delincuentes de las calles.

De “Lie to me” creo que rescataría a Locker, quien ya ha mostrado muchas veces que es excelente en su trabajo pero que no necesariamente está de acuerdo con los métodos de Lightman. Podría tener su propia serie, separándose de la empresa y montando una propia, con menos recursos pero con casos emocionantes.

En “Los Simpson” creo que abundan los personajes que pueden resultar perfectos para tener una serie propia. Por ejemplo, el Revendo Alegría tendría mucho sarcasmo y humor negro. Luego, el señor Burns podría resultar como un villano protagonista al que todo le sale mal. Hasta Kent Brockman podría protagonizar una serie animada sobre el mundo de las noticias y usar mucha ironía.

Esos son algunos de los personajes que creo que tendrían una serie propia y lo harían bien.

Para ustedes, ¿quién debería tener su propia serie?