Una nueva serie que no tiene nada de nuevo y aun así merece que la veamos. ¿Qué hace que una chica sea completamente adorable?

Me pasaba algo tan raro que bien podía haber sido un síntoma dentro de un capítulo de Dr. House. Cada vez que veía la promo de the new girl junto a otra persona tenía que decirle que no podía perderse esa serie. Era casi hipnótico. veía el comercial y de repente respondía de manera automática.

En una parrilla televisiva donde la mayoría de series de comedia tienen un formato predefinido, esta serie logra sacarle la vuelta a ello. No es irreverente, no es particularmente inteligente, no es emotiva, no se esfuerza por ser diferente pero lo es.

Se trata de una suerte de tres son multitud pero a la inversa (además de que sería 4 son multitud). Todo empieza cuando Jessica descubre la infidelidad de su novio y se muda a un piso con tres desconocidos que de inmediato deciden confiar en ella para que ayude a pagar la renta. Como dije: nada espectacular. Pero lo sorprendente de la serie es que es capaz de lograr una buena sintonía con el espectador. Jessica es un alma libre, casi infantil (pero en el buen sentido) y consigue meterse en líos que involucran a sus nuevos roomates.

Son 30 minutos que se pasan volando (Esa sí es una frase cliché pero bien merecida). Sospecho que los
atributos de esta serie radican en la simplicidad. Jessica es un personaje al que provocar cuidar y proteger.
La actriz Zooey Deschanel fue nominada a mejor actriz de comedia y la serie a mejor serie de comedia en los últimos Globos de Oro.

Hay algo más que puede explicar el fenómeno de New Girl: todos los chicos queremos una chica que nos vuelva locos. Ella es una.