Me quedé atascado a la mitad del quinto episodio de “Daredevil”. Por razones familiares, desde hace varios días no he podido mantenerme sentado frente al televisor con los sentidos bien puestos (como se debe) para ver series. Desde que apareció Netflix en nuestras vidas Hasta hace algunos meses, esta situación sería perfectamente normal. Analicemos: la serie se estrenó el viernes 10 de abril, es decir, mañana se estrenaría recién el tercer capítulo si se tratara de una serie de emisión regular… pero las cosas han cambiado mucho en poco tiempo.

DAredevil

Cuando se comenzó a hablar de los “atracones de series”, verme envuelto en uno me emocionaba. Así es como vi temporada tras temporada de “24″, por ejemplo. También me puse al día con “Dexter” (6 temporadas en unas cuantas semanas) o devoré las 5 temporadas de “The Good Wife” en Netflix. “Lost” también fue parte de mis maratones. El tema es que eran series que, en su momento, me perdí por alguna u otra razón, y decidí que lo mejor sería verlas en orden, comprándolas en Polvos Azules, por eso cuando llegó a nuestras vidas Netflix y HBO GO (por poner dos ejemplos de servicios de streaming en Latinoamérica) le di a todos y cada uno de los episodios de la series que tenía pendientes.

Todo esto crea un conflicto en mí. Comentar series también trae sus dilemas. Me explico: “Daredevil” es una serie GRANDE, con uno de los villanos mejor construidos de la televisión en este momento (como hace tiempo que no se veía). Además, con un protagonista que genera empatía de arranque y una crudeza que difícilmente veremos en la televisión tradicional (a veces no funciona, pero en esta serie está totalmente justificada). Sin embargo, que ESTRENEN (nótese la diferencia) todos los episodios de golpe no necesariamente es bueno.

Kingpin

Me gustaron mucho los primeros cuatro episodio de “Daredevil”. Se me ocurrió comentarlos, pero de pronto me encontré en Internet con completas reseñas de personas que había visto ya TODA LA SERIE. Me pareció gracioso, pero luego pensé cuán rápido vamos en todos los sentidos. Me sobrepasó.

No me malentiendan. Tal vez a ti te guste empacharte de capítulos. Lo respeto. Pero tengo un punto de vista y tiene que ver con el tiempo para digerir un episodio, comentarlo con amigos, revisar los detalles. De hecho, cuando he visto series pasadas completas en una maratón, es interesante informarse acerca de cual es el contexto en el que se emitió ese episodio. Estoy seguro de que en esos atracones se nos pasaron algunos “episodios 100″, o “episodios emitidos después del Super Bowl” y cosas como el estilo. Cosas que te hacían pasar una semana comentando lo genial o lo pésimo que estuvo la emisión.

Un caso muy contemporáneo con el que estoy mucho más de acuerdo es el de “Better Call Saul”. El spin off de “Breaking Bad”, al ser una coproducción de AMC, estrenaba un episodio en EE.UU. y al día siguiente estaba disponible en Netflix. Un episodio por semana.

Regresando a “Daredevil”, seguro dentro de algunos días o semanas escriba algo mucho más específico sobre esta buena serie, que acaba de ser renovada para una segunda temporada. Si esperaban leer reviews de episodios aquí, les recomiendo lo que yo mismo encontré: un sin número de recapitulaciones de la serie, episodio por episodio. Este blog está lejos de dedicarse a las reviews. Me interesa más comentar algún episodio especial, algún regreso o giro de tuerca inesperado, o lo que una serie significa para nuestro imaginario popular. Si desean ‘recaps’, hay muchas páginas en Internet, las cuales yo mismo visito constantemente y son demasiado buenas.

Si llegamos a este punto, hagamos una pequeña encuesta: ¿estás de acuerdo con que se cuelguen en estreno temporadas completas de series?