Como si no tuviéramos suficiente con nuestra relación amor/odio con “The Walking Dead”, su esperadísimo ‘spin off’ me ha dejado con la certeza de que nuestra relación con los zombis continuará siendo tormentosa. “Fear The Walking Dead” comienza con tres minutos intensos, que ya se habían “filtrado” a manera de adelanto por la propia cadena AMC, y que resultaron ser los mejores minutos del capítulo. ¿Qué esperábamos al final? ¿Ver a los zombis desde el primer momento atacando a los vivos? Tal vez sí.

Por el contrario, lo que vemos es un drama familiar, una pareja de esposos que debe lidiar con un hijo drogradicto, hijastros, una maestra de escuela que siempre busca el lado racional de los problemas y hasta el adolescente/nerd/freak que entra al colegio con una navaja porque anuncia que “The Winter is Coming”. Lo que cambia es la ubicación, pues mientras Rick Grimes y compañía deambulan por Atlanta y más allá, aquí estamos en Los Ángeles. Y ojo, otro de los puntos fuertes de la serie (y que creo que se va a explotar en los capítulos siguientes) es que en “Fear TWD” se muestra la reacción de las personas antes el “brote” zombi. Como se recordará, en “The Walking Dead” Rick despierta luego de estar durante un tiempo indeterminado en coma y el mundo ya estaba infestado.

Esa es la gran ventaja que tiene “Fear TWD”, aunque por momentos amenace con aburrirnos como aquellos capítulos de su serie madre en la granja de Hershell. ¿Cuántos capítulos le dedicará la serie a mostrar cómo los vivos enfrentan este apocalipsis antes de sobrepasar el momento en el que despertó Rick Grimes? Personalmente, esperaba que esta serie tuviera un ritmo diferente, pero no, podría adelantar que “Fear TWD” nos ofrecerá un balance de buenos y malos momentos, tal como “The Walking Dead”.

El amor a los zombis tiene su precio.

¿Qué les pareció el primer episodio de la serie?