twd3

Armado con su querido bate Lucille, Negan finalmente hizo su tan esperada aparición en el final de temporada de “The Walking Dead”. Tras meses de anticipación, el nuevo villano entra a escena para recordarles a Rick y compañía que no son los líderes en este nuevo mundo y, ciertamente, que no están a salvo. Es hora de que él imponga sus reglas y lo hace asesinando a uno de los protagonistas. ¿Pero a cuál? La serie nos deja con el misterio hasta la siguiente entrega –lo más probable, en octubre de este año- pero ¿realmente era necesario?

La estructura del episodio fue simple: Maggie necesita un doctor, Rick (junto con Carl, Abe, Sasha, Eugene y Aaron) deciden llevarla a la comunidad de Hilltop en la casa rodante. Pero todos los caminos están cerrados, Los Salvadores están esperándolos allá a donde vayan. El grupo de Alexandria se ha convertido en presa –los protagonistas superados por unos meros secuaces- aunque no quiera aceptarlo. Con este juego, demostrando su fuerza a través de números y crueldad, solo crece la tensión.

Una pequeña historia paralela se da con el reencuentro de Carol y Morgan. Nuevamente explorando la moralidad en un mundo donde matas o mueres, Morgan replantea su filosofía que toda vida es preciosa. Otro grupo de sobrevivientes con armadura se les acerca –posiblemente los lectores del cómic sepan quiénes- dejándonos con una nueva intriga.

Tétricos silbidos nos llevan de vuelta a Rick y compañía quienes han sido capturados por Los Salvadores. Negan se cansó de jugar con su comida. Dean Morgan (“The Good Wife”, “Watchmen”) da una genial introducción combinando la crueldad con una misteriosa sonrisa. Es claro, trabajen para mí o morirán. La cara de Rick lo dice todo, sabe que el juego acabó. Ahora es turno del sacrificio. Al son de tin marín va eligiendo a su víctima…y acaba con ella golpeándola con su bate.

El problema es que no sabemos quién es. Todos sabíamos que un miembro del elenco se iba a despedir –Glenn es la víctima en el cómic, pero ¿no ha sufrido demasiado?- la anticipación nos estaba matando toda la temporada para acabar en nada. Preferiría saber de una vez quién se va y que dejen el misterio para otro momento. Era el final necesario para cerrar la historia de toda la temporada y empezar la línea de Negan. Fuera de eso, nos encontramos ante un show que nos muestra un nuevo rostro del terror con Negan. Tiemblen.