08 de agosto del 2020 °C
Universo cómic

Si pudiera ser tu (super)héroe

Ahora que se viene Halloween (disculpen los defensores del Día de la Canción de la Criolla) recordé que nunca me he disfrazado de un superhéroe. En realidad solo una vez me he disfrazado para una fiesta y fue cuando era niño. En ese entonces, mis padres eligieron vestirme de Drácula y fue un éxito en mi barrio. Me acuerdo que en la fiesta solo un amigo personificaba a un superhéroe: el popular Superman. Después no se dio la oportunidad, aunque admito que tampoco ayudé mucho, de ponerme en los zapatos de uno mis personajes de cómic favoritos. Seguir leyendo...

¿Por qué leer un cómic?

Foto: gruntzookie La pregunta del título podría quizás complementarse con esta: ¿por qué leer un blog sobre cómics? Intentaré responder esas preguntas mientras recuerdo mi experiencia con el mundo de las historietas. Cuando era niño, tontamente, me enorgullecía por el hecho de que Batman y Flash tuvieran mi nombre (las versiones mexicanas de los cómics de DC traducían los nombres de Bruce Wayne y Barry Allen como Bruno Díaz y Bruno Alba, respectivamente). En ese entonces me preguntaba: ¿si esos dos se llaman como yo por qué no podría luchar contra el mal disfrazado como un murciélago o correr a la velocidad de la luz? Esa fantasía infantil nacida de una identificación personal era la que me empujaba en ese entonces a comprar y devorar historietas cada semana. Seguir leyendo...