Siempre he pensado que estamos determinados a seguir un destino del cual no podemos escapar. A pesar de que los que defienden el libre albedrío afirman que hay caminos por los que podemos optar, creo que estamos en este planeta por una razón específica y para cumplir con esa meta terminamos realizando una serie de acciones, queramos o no. Para mí la misión por la que vino al mundo Marjane Satapri fue la de escribir “Persépolis”, su extraordinario cómic autobiográfico.

Marjane Satapri nació en Irán en los últimos años del gobierno del Shah. Hija única de una familia progresista, adquirió muchas costumbres de las llamadas “occidentales” antes de que los ayatolas tomarán el poder y acabaran con el laicismo. Debido a los constantes problemas que tenían en su país a causa de su posición política, los padres de Satapri deciden mandarla a Viena, donde completó su estudios. Tras el período en Austria regresa a Irán. donde descubrió que no tenía un lugar, por lo que tuvo que regresar a la ciudad que la acogió y posteriormente se trasladó a París. Es en la capital francesa donde es animada a relatar en formato cómic sus experiencias de vida.

El cómic publicado en el 2003 se convirtió rápidamente en un éxito de ventas y de crítica. Tras ganar varios premios en su formato de historieta se tranformó en una película de dibujos animados que fue igual de exitosa y que incluso llegó a ganar el Premio del Jurado del Festival de Cannes del 2007 y fue nominada a mejor película animada en los premios Óscar del 2008. De esa manera, la historia de Satapri dio la vuelta al mundo.

Pero, ¿por qué resultó siendo tan exitoso el cómic? Creo que porque es un manifiesto a favor de la libertad y la búsqueda de la identidad. Satapri nunca renunció a ser diferente a pesar de que no encajaba en ningún momento en el lugar en el que estaba. Primero lo sufrió en Irán, luego en Viena y luego otra vez en el lugar que era ‘casa’. Pero aprendió a encontrarse, a disfrutar de sí misma, a pesar de que le costó estar sola mucho tiempo.

Pero, ¿no me estoy contradiciendo al decir que Marjane nunca renunció a ser diferente?¿No es acaso decir que decidió tomar el rumbo de su vida? Pues creo que no. Fueron las circunstancias las que la hicieron ser diferente, como pertenecer a una familia progresista, sufrir la llegada de los ayatolas, ser enviada a Austria. Todas estas circunstancias la encaminaron a darnos la gran obra y a hacernos entender la necesidad de encontrar una identidad, de buscar quiénes somos y de querer a esa niña linda que nos enseñó a ser hombres.

Pregunta de la semana: ¿Has leído “Persépolis”?¿Qué te parece?

P.d. Yo también veía la serie. H.B.

Trivia: Mañana sale la pregunta del sorteo de Robin