Tras “The Dark Knight” la celebrada cinta de Christopher Nolan, el Joker, el desquiciado némesis de Batman, adquirió una popularidad que sobrepasó al mundo del cómic. La genial interpretación de Heath Ledger, y su posterior muerte, atrajeron al público general que se sintió atrapado por este generador de caos y violencia que se escapaba un poco del personaje original. Pero como la DC no podía desaprovechar la oportunidad, esta nueva concepción fue utilizada en una novela gráfica extraordinaria titulada “Joker”.

Los seguidores de Batman conocemos al Joker como una fuerza de la naturaleza. Un ser ingobernable motivado más por sus impulsos que por sus intereses. Este hecho ha provocado que otros supervillanos como Lex Luthor o el Pingüino prefieren solo trabajar con él cuando es estrictamente necesario ya que no es una persona en la que puedan confiar. Por eso el Joker de Ledger, manipulador, cerebral y hasta filosófico, era un cambio que en todo caso le daba mayor profundidad al personaje.

Y esta nueva concepción del Joker fue puesta en manos de Brian Azzarello, uno de los mejores guionistas que tiene la DC en la actualidad. El creador de “100 Bullets” y ganador del Premio Eisner utilizó todo su ingenio para, siguiendo la línea establecida por Nolan, presentar una imagen más realista del Joker. En esta historia alternativa el payaso más macabro de Gotham City es un calculador jefe de la mafia al estilo de Tony Soprano o Frank Costello. Esa posición evita que, a diferencia del personaje original, se guíe más por su cerebro que por sus impulsos.

Pero el Joker no es el único personaje que cambia en esta historia. Killer Croc también es humanizado y aparece como un rudo y gigante afroamericano sin escamas ni apariencia de réptil que trabaja como el matón o ‘músculo’ del Joker. Por su parte, Two Face es el otro ‘boss’ con el que el payaso tendrá que rivalizar por el control de la ciudad. Otros clásicos como el Pingüino, Harley Quinn y el Acertijo también ocupan papeles menores que también se alejan de sus concepciones originales.

Pero uno de los grandes aciertos también es incluir a Jonny Frost, un personaje nuevo que se convierte en el narrador de la historia. Este delincuente de poca monta entrará en el círculo íntimo del Joker tras recogerlo del Arkham Assylum. Junto a él seguiremos las acciones del némesis de Batman en lo que es un relato similar al de un personaje que va creciendo de la mano de un “maestro”.

En suma, el producto final es uno de las más interesantes historias del Joker, que en realidad es decir mucho tomando en cuenta la gran cantidad de buenos relatos que han surgido de este personaje. Aunque en esta ocasión el hombre que ríe no lo hace a carcajadas.

Pregunta de la semana: ¿Cuál es la historia del Joker que más te gusta?

Trivia: Mañana sale la pregunta que te puede hacer ganar una figura del hombre que ríe.