Parecía broma pero era cierto. El 12 de agosto de este año, el día en que Francisco Solano López falleció, empezó a nevar en Buenos Aires. Más de cincuenta años atrás había creado junto a Héctor Germán Oesterheld uno de los cómics más importantes de Latinoamérica: "El Eternauta". Una historia que empezaba justamente con la caída de lo que parecían ser copos de nieve. Seguir leyendo...