Hace unas semanas me topé con una cinta que había estado evitando durante mucho tiempo. “I’m not there” es un biopic que cuenta la vida de mi ídolo de la música Bob Dylan y a pesar que fue realizada el 2007 no la había visto. Creo que era el temor a encontrarme con algo que no me gustara o con algo que me recordara una obsesión. Y bueno al final pasó lo segundo. Volví a mi obsesión por escuchar, ver y leer todo lo relacionado con Dylan y que me llevó a comprarme, hace unos años, un cómic sin igual: “Bob Dylan, Revisited”.

En el 2010 salió a la luz uno de los más grandes tributos gráficos que se ha hecho al genio de la música estadounidense. Trece interpretaciones de las letras de sus canciones realizadas por diferentes autores que han pasado por las diferentes etapas de la obra de Dylan. Desde canciones tan conocidas como Blowin in the wind o Knocking on the heaven’s door hasta otras caletas como “Blind Willie McTell” se encuentran en este cómic de 98 páginas.

Pero no crean que este cómic es un producto que solo los fanáticos de Dylan podemos apreciar. Esta obra tuvo dos nominaciones al premio Harvey (el Óscar de los cómics) por Mejor Antología y por Mejor Historia (por Huracán de Gradimir Smudja). Digamos que la calidad está garantizada.

Y es que cada una de las interpretaciones está realizada con una gran dedicación y en muchos casos con gran creatividad. Por ejemplo “Like a rolling stone” y “Blowin in the wind” interpretan e incluso cambian un poco las letras para crear historias muy atractivas que están acompañadas de un trabajo que son verdaderas obras de arte.

Personalmente la obra que más me gusta de la colección es “Not Dark Yet” que reúne en cuatro imágenes cuatro de las vidas de Dylan. Tanto así que tengo posters en mi casa de las cuatro etapas. Y siempre que las veo pienso que “No está oscuro aún…”.

pregunta de la semana: ¿Qué músico te gustaría que recibiera un tributo en formato cómic?