Tuvimos que esperar cuatro años para que Cristopher Nolan nos entregara la tercera y última parte de su trilogía sobre Batman. La larga pausa no habría sido producto de un capricho del director sino que buscaba presentarnos a un personaje cambiado. El caballero de la noche está lejos de ser el héroe invencible de la segunda parte y está más conectado al dubitativo Bruce Wayne de la primera. En "The Dark Knight rises" Nolan no permite que nadie le robe el show a Batman. Si usted no ha visto la película no siga leyendo porque se revelarán datos importantes de la misma. Seguir leyendo...