Estamos a pocos días del estreno en el Perú de la conclusión de la trilogía de Christopher Nolan sobre Batman. En esta oportunidad se enfrenta con un enemigo más que poderoso: el cruel y calculador Bane. Este encapuchado nacido en un país ficticio ubicado en el Caribe no es uno de los enemigos del murciélago más conocidos. Pero es el único, que en las páginas de las historietas, logró derrotarlo psicólogica y fisicamente. Tanto así que le rompió la espalda y lo dejó paralítico por un tiempo.

. La primera aparición del encapuchado se remonta a 1993. En una historia titulada “La venganza de Bane”, el personaje es presentado como el hijo de un revolucionario de la República Caribeña de Santa Prisca. Tras la muerte de su madre y debido a la fuga de su progenitor el pequeño es condenado a purgar en prisión la condena a cadena perpetua de su padre. Es en la cárcel de Peña Dura donde el pequeño bautizado por los reclusos como Bane (Plaga) se va transformando en una máquina de matar.

Tras ser acosado por uno de los presos el niño es encerrado en una celda en solitario en la que perdió el miedo y vio corrompido su corazón. Cuando es liberado mata al abusivo y es nuevamente encerrado. Aprovechando la soledad de su cautiverio va amoldando su cuerpo y decide cultivar su mente. Tras salir de su celda, empieza se dedica a la lectura y es instruido por un sacerdote. Su enorme fuerza física y conocimientos intelectuales le permiten convertirse en el ‘rey’ de la prisión. Sin embargo, Bane sabía que su reino no debía restringirse a los muros de Peña Dura.

Es así que decide participar en un experimento del gobierno en el que habían muerto otros presos. Esta prueba consistía en que le inyectaran una droga llamada Venom (la misma que usó Batman en sus primeros años para tener más energía). El experimento provocó que terminara en la enfermería pero paradójicamente le permitiría preparar su huída. Tras quedar fortalecido por la droga y conocer a tres hábiles reos (Trogg, Zombie y Bird) prepara y ejecuta su huída de prisión. Al lograr salir de la isla se pone como destino Gotham City, una ciudad en la que se ha fijado una meta: derrotar a Batman.

La obsesión de Bane con Gotham y Batman venía desde prisión. Uno de los presos amigos de Bane le había descrito a la ciudad como un lugar donde domina el miedo y que es regida por Batman. El villano hizo un paralelo entre la cárcel y dicha urbe debido a que el mismo sentimiento gobernaba a los dos lugares. Asimismo, cuando era niño había tenido muchas pesadillas en donde aparecían murciélagos. Por esa razón el superhéroe era el enemigo a vencer. Es así que empieza “Knightfall”, una trama en la que Bane buscó ir debilitando al héroe para luego destruirlo física y psicológicamente.
Para cumplir su cometido el villano ataca el Arkham Assylum de tal manera que permite que los criminales que allí se encontraban salieran del lugar. Un agotado Batman entonces tendrá que luchas uno a uno con personajes como Poison Ivy, el Sombrerero Loco, Firefly, Víctor Zasz, el Joker, el Espantapájaros, entre otros. En cada batalla no solo siente que pierde energía sino que también moral. Bane que ha seguido de cerca cada enfrentamiento del murciélago y que ha descubierto su verdadera identidad decide golpearlo en su misma casa.

El momento cumbre de “Knightfall” es el enfrentamiento entre Batman y Bane que termina siendo una paliza para el héroe. El villano lo golpea sin piedad y termina rompiéndole la espalda y lanzándolo a las calles de Gotham City. Wayne tendrá que dejar de usar la capa por un tiempo debido a las serias lesiones. Otro Batman (el enajenado Azrael) será el que termina derrotando a Bane pero usando métodos que el murciélago no considera éticos.

Bane tendrá muchas apariciones más a lo largo de la historia de Batman. En algunas hará dupla con el murciélago, en otras serán enemigos. Una de las sagas más famosas es aquella en la que se une con Ras al Ghul para lanzar una plaga en Gotham City. El líder de la Liga de Asesinos lo considera su sucesor y por eso decide reclutarlo y vengarse del murciélago que había rechazado dicho ofrecimiento. Sin embargo, esa misma historia le permitirá a Wayne tomarse la revancha contra su enemigo.
El encapuchado es pues uno de los enemigos más peligrosos con los que ha luchado el murciélago, no solo por su fuerza sino que por su maquiavélica inteligencia. Es una peste capaz de envenenar hasta la sangre de un curtido murciélago.

pregunta de la semana: ¿Qué esperas de Bane en la cinta que estrenan el jueves?