El monstruo ya ruge, brama, gruñe, chilla en el Perú porque a la par que en Estados Unidos, hoy en nuestro país se ha iniciado la venta en librerías y tiendas de “Godzilla: Despertar”, el cómic que calentará el ambiente para el estreno –la próxima semana- de la película sobre el mítico engendro japonés.

pagina 1

Las 80 páginas están ambientadas décadas antes del filme. El lanzamiento del cómic se ha hecho en simultáneo solo en EE.UU., España y el Perú.

La edición ha corrido a cargo de Editora Vuk que tomó contacto con la norteamericana Legendary Comics para publicar en simultáneo –en una experiencia inédita en nuestro país- esta novela gráfica. Un lanzamiento histórico de 1.800 ejemplares sobre los cuales imperó el mayor de los recelos para que no hubiera filtraciones.

“Legendary Comics anunció el 26 de marzo que publicaría el cómic y por la noche un representante de marcas con quien ya trabajamos nos preguntó si estábamos interesados. Nos enviaron un material en PDF de alta resolución con todas las seguridades del caso, contraseñas, sellos de agua, etc.”, cuenta Zlatko Pérez-Luna, administrador de negocios de Editora Vuk.

pagina 2 mitad 2

Las ilustraciones están a cargo de Eric Battle, Yvel Guichet, Alan Quah y Lee Loughridge. La portada es de Arthur Adams.

Al enterarse de que la venta del cómic oficial se haría el 7 de mayo, la idea inicial fue que podía adquirirse los derechos de publicación y lanzarlo en julio, para la Feria Internacional del Libro de Lima. Sin embargo, se decidió por una apuesta mayor: lanzarlo el mismo día que su matriz en Estados Unidos.

“Desde que logramos la licencia de ‘Godzilla: Despertar’ hablamos con el dueño de la imprenta Cimagraf, con la que trabajamos, quien nos garantizó la confidencialidad necesaria. Más que un tema de piratería, temíamos que alguien se viera tentado a tomarse una foto o guardar un recuerdo de este ícono que es Godzilla”, cuenta María Elena Rafajlovski.

pagina 3 rostro

La novela gráfica está coescrita por Max Borenstein –escritor del guion del filme- y Greg Borenstein.

El resquemor y la preocupación de que se colaran detalles de la historia o imágenes hicieron que las medidas de seguridad se extremaran y que se redujera al mínimo el número de personas involucradas en la edición e impresión. “Estamos agradecidos con todos por la paciencia que nos han tenido”, añade María Elena frente a la pila de cajas lacradas que contienen los ejemplares.

Al abrir los paquetes y ver los tomos embolsados,  María Elena y Zlatko ya no pueden contener la emoción y se dan un fuerte abrazo. Madre, hijo y Godzilla. Quién iba a decir que una lagartija gigante de más de 100 metros podría provocar tanta alegría.