Es la primera vez que visita el Perú, pero no le preguntamos ni sobre el cebiche ni sobre el pisco sour. La conversación con Matt Dembicki, dibujante y guionista de cómics, giró sobre el noveno arte, su trabajo y las cosas que lo motivan. Ese diálogo salió publicado en la edición impresa de El Comercio del viernes 19, en la sección Posdata.

matt_dembicki

Pero aquí queríamos ahondar un poco más sobre dos de los trabajos de este artista de padres polacos a quien la Embajada de Estados Unidos en Perú invitó para dictar charlas en el Instituto Cultural Peruano Norteamericano (Icpna), tanto en Lima como en el Cusco, así como talleres educativos.

El primero de estos cómics es “Xoc: The Journey of a Great White”, una novela gráfica editada por Oni Press en julio del 2012.

En sus 120 páginas relata el viaje de un gran tiburón blanco de 17 pies (poco más de 5 metros), desde las Islas Farallon en la zona altamar de California hasta las cálidas aguas de Hawaii.

xoc

Unas 2.300 millas (3.700 kilómetros) a lo largo de las cuales este escualo encontrará y convivirá con otros animales, especialmente una tortuga que será su compañera de viaje. A veces actuará como depredador y otras como posible alimento. Pero es también un viaje en el que conocerá cuán dañina es la presencia del hombre, con su huella contaminante en el vasto océano.

prv13032_pg1prv13032_pg2

El cómic se presenta como una larga combinación de azules, grises y ocasionalmente rojos donde el autor deja plasmada la premisa de que, más allá de su natural ferocidad, los tiburones (y en general, cada animal del mar) son indispensables en el balance del ecosistema marino, y que son criaturas más vulnerables de lo que muchas veces se piensa.

“Nos guste o no, los humanos somos los principales guardianes de este planeta, pero hemos fallado en nuestros deberes”, ha dicho Matt en alguna ocasión, quien también trabajó en una especie de precuela de “Zoc” de ocho páginas. ¡Ah!, dicho sea de paso, zoc es una palabra maya que no podía significar otra cosa sino tiburón.

prv13032_pg11prv13032_pg12

 

El segundo cómic que nos ha llamado la atención es “District comics: An Unconventional History of Washington D.C.”, una obra que data de agosto del 2012 y que compila en sus 256 páginas varias historias sobre distintos personajes y épocas en la capital de EE.UU.

Matt Dembicki tuvo un doble rol en este trabajo: editor y autor.

District_cover

Las historias aquí giran desde 1700 al 2009, y van desde el primer periódico de la ciudad, el oso panda Tai Shan estrella del zoológico, el discurso de Obama visto desde los ojos de un policía, el trompetista que equivocó la nota musical durante el funeral de John. F Kennedy hasta la historia de Bad Brains, una banda punk de los años 70 y 80.

Matt Dembicki dibujó la historia de Bad Brains y también la de Ego Brown, un limpiabotas que ayudó a derrocar algunas de las leyes segregacionistas que imperaban en el país.

En un acto de honestidad brutal, en una entrevista con The Huffington Post nuestro visitante ha confesado que una de las historias que más le gustan en esta compilación es la de un agente de la CIA que es acusado de espionaje. Esta última tiene guion de Peter Conrad.

D

“District…” fue nominado a los Harvey Awards del 2013 en la categoría de mejor antología y fue incluido por “The Washington Post” como uno de los mejores libros del 2012. En tanto, “Zoc…” fue incluido en una lista de “The New York Times” de cómics educativos -y no aburridos- que se publicaron en el 2012.

Luego de la conversación que tuvimos, me queda muy claro que Matt Dembicki está muy orgullo de estas dos obras. Y que se hincha de contento cuando piensa que  figuran en los listados de muchas bibliotecas públicas y de colegios de su país.

Y pronto, estarán en la mía, admito. Que para eso sirven las compras online…