Me haces sufrir, Londres

Londres me encanta. Es un hecho. Es más, como ya dije un par de veces en el blog, me encantaba antes de visitarla por primera vez. No sé, era una ciudad con tanta onda, con tanto por visitar, tanto genio musical, tanto tradición, tanta oferta cultural, que solo con pensar en ella ya me emocionaba. Y sí, allá por Diciembre del 2010, cuando la visité por primera vez, me enamoré. Y ahora lo digo y lo corroboro, me encantaría vivir aquí una temporadita, creo que sería una experiencia alucinante. Sobre todo lo lindo que tiene la capital... Seguir leyendo...