Por Carlos Necochea, enviado especial El olvido y la postergación quedaron en el pasado en el distrito de San Damián, provincia de Huarochirí (Lima). Ello gracias a la inauguración de la primera cabina rural de Internet que instaló Telefónica del Perú con el apoyo del municipio de este distrito, el cual se convierte desde ahora en una valiosa herramienta de desarrollo para los 2000 habitantes de este poblado ubicado a más de 3200 m.s.n.m en la serranía de Lima. En virtud a esta auspiciosa entrada en el mundo de la globalización, los enormes y desconocidos complejos arqueológicos, el rico acervo cultural, sus recursos agrícolas y ganaderos podrán ser conocidos en el mundo virtual y para ello los pobladores ya vienen formando pequeñas empresas de producción agrícola y lechera que ofrecerán sus productos a través del Internet.

La algarabía e incredulidad de cientos de alumnos de primaria y secundaria, así como de numerosos pobladores llegados de varias comunidades campesinas era tal que muchos exclamaban que “por fin llegaba la modernidad” al ver las primeras señales de imágenes, videos y textos en las pantallas de computadoras que habían sido instaladas en el municipio de este distrito.

Para llegar a este poblado ubicado en la cuenca alta del río Lurín, serranía de Lima, hay que recorrer 120 kilómetros, la mitad por la carretera central hasta llegar a la localidad de Cocachacra y de allí ascender por una sinuosa carretera afirmada y bordear las altas cumbres de los cerros hasta llegar a este atractivo poblado.

San Damián tiene enormes atractivos turísticos y antiguas ruinas preíncas que hasta el momento no han sido registradas en el INC., así como también una antigua iglesia colonial que aun conserva dentro de si un altar construido en pan de oro que data de 1570.

Con la llegada del Internet a San Damián el alcalde Eder Pinaud ya alista nuevos proyectos como el de la creación del Centro Educativo Técnico Productivo (Cetpro San Damián) en el cual habrán tres carreras técnicas: de agropecuaria, industria del cuero y computación.

El advenimiento de la modernidad brinda ahora nuevos retos a los pobladores y autoridades de este acogedor distrito.