Se llama X-Finger y en EE.UU. causa sensación porque es un dedo artificial movible que se integra fácilmente a los músculos que quedan de un dedo amputado. En su interior no lleva ningún chip o motor. Es mecánica pura y su creador, Dan Didrick, acaba de ganar un premio por este invento ofrece grandes esperanzas para las personas con dedos mutilados. Vea a continuación cómo se emplea el dedo en la mano de una persona amputada.


“Estaremos felices de recibir consultas de potenciales pacientes para que sepan más sobre esta tecnología antes de visitar al médico”, declaró Didrick tras responder por e-mail una consulta nuestra. .
Didrick dice que no lo vende directamente y que la aplicación de la prótesis se hace a través de de un ortopedista.
Un dedo cosmético de silicona cuesta en EE.UU. unos US$ 5.500 dólares. “Yo usualmente se lo ofrezco a los médicos y ortopedistas, pero ellos normalmente duplican el precio. Nuestro precio sugerido es de US $ 9.500 por dedo, pero es raro que se venda a este precio”, dijo. Ahora desea crear dedos de forma masiva pero necesita a 11 millones de dólares.

Juan Carlos Luján