La falta de un refuerzo adecuado en las estructuras de las viviendas de adobe hizo que estas no pudieran resistir el terremoto que afectó el sur de Lima hace una semana. Así lo demostró el director del Centro Peruano Japonés de Investigaciones Sísmicas y Mitigación de Desastres (Cismid-UNI), Carlos Zavala, en una prueba realizada el martes en sus laboratorios. Vea el video con la demostración a continuación.

Sobre una mesa vibradora –plataforma que reproduce movimientos sísmicos– se colocaron dos muros de adobe, construidos con las mismas técnicas usadas en las construcciones de las zonas de Pisco, Ica y Chincha. Seguidamente estas estructuras fueron sometidas a movimientos similares a un temblor de entre 7,5 y 8 grados en la escala de Richter. En cuestión de minutos se derrumbaron.

El objetivo de esta actividad, según confirmó Zavala, fue recalcar la importancia de usar el refuerzo adecuado para las construcciones de adobe.

De otro lado, señaló que las casas en Pisco solo se podrán recuperar si es que tienen dañadas solo el 30% de su estructura y si se les aplica una correcta técnica de refuerzo. Agregó que si el daño es mayor, la única solución es derrumbar la construcción.

BOB/SRV