¿Notó algo raro en la navegación por Internet? En los últimos días recibimos por e-mail, y también leímos en la blogósfera local, reportes sobre el comportamiento anómalo en el acceso a páginas web.. Quien escribe este texto tuvo el primer problema en la noche del domingo 16 de septiembre en el aeropuerto internacional Jorge Chávez. La conexión inalámbrica existía pero la página solicitada (la de Speedy Wi Fi) no cargaba. Así anduve paseando por el aeropuerto hasta que un operador telefónico de Speedy indicó que habían problemas con las conexiones a Internet en todos los ‘hot spots’ de Telefónica.
Hoy Telefónica aseguró que todo el problema ha sido superado y reiteró que un virus fue el causante del asunto. Sin embargo, Osiptel dice lo contrario y para mañana promete novedades. ¿Habrá sanción?
Aquel domingo 16 de septiembre fue fatal para miles de clientes de Speedy. Para otros el problema había comenzado días antes. Algunos apelaron a su blog personal para reportar directamente la falla y otros compartieron inquietudes en listas de interés. Así fue posible enterarnos que el origen de falla estaba relacionado con la plataforma de resolución de nombres (conocida como Domain Name Server, por sus siglas en inglés). ¿Qué signfiica esto? Un plataforma DNS traduce el nombre de dominio, por ejemplo, www.yomismosoy.com, a una dirección IP (acrónimo de Internet Protocol). Este es un número que se asigna a una PC cuando se conecta a Internet.
Telefónica del Perú emitió un pequeño comunicado, el sábado 22 de septiembre, en el que confirmaba que el acceso a internet desde las PC tenía un comportamiento atípico y generaba lentitud al navegar. “Debido a estos síntomas, se presume la presencia de un nuevo virus en las computadoras que está generando demanda inusual en las redes”, decía el texto.
Agregaba que “Frente a esta situación, Telefónica recomienda a sus clientes la instalación de un antivirus o la verificación de la respectiva actualización si es que ya posee este software, y realizar una revisión periódica de sus PCs, a fin de detectar la presencia de algún virus”.
Aquello desconcertó a muchos usuarios. La gran mayoría aseguraba contar con un antivirus instalado y debidamente actualizado. Pero igual tenían el problema en la navegación. Los que contaban con el servicio de Telmex aseguraban no tener este problema.
Los más acuciosos recurrieron a un sitio web que de ahora en adelante debe tener marcado como una página favorita. Se trata de Open DNS (www.opendns.com). Esta es una página web que ayuda a resolver este tipo de problemas Ofrece gratuitamente direcciones numéricas DNS a las personas que afrontan problemas en la navegación. En pocas palabras, le ayuda a reemplazar el DNS que le asignó Telefónica por uno del extranjero. Solo hay que crear una cuenta y seguir los pasos que indican en inglés. Pero igual entenderá lo que aconsejan.
Los usuarios más avanzados hicieron el cambio de DNS de forma manual. (ver la didáctia explicación de Terry Bogar) y de esta manera volvieron a recuperar la normalidad en el servicio. La mayoría optó por usar los DNS de Telefónica España.
Telefónica emitió hoy a la prensa un nuevo comunicado en el que incluso afirman que el virus
“Gusano W32.Mimbot.B”, “generó una inusual demanda en las redes, provocada por una explosión de spam desde las máquinas infectadas hacia Internet. Esta situación afecta también a los usuarios cuyas computadoras no registran la presencia de virus, ya que la actividad de las maquinas afectadas les impide acceder a la red con normalidad”.
La nueva versión tiene esta vez una explicación más comprensible, pero en Osiptel aseguran tener las evidencias de que hubo una sobrecarga de 90% de la plataforma DNS. Telefónica dice que este suele trabajar al 50% de su capacidad, pero el virus provocó el comportamiento atípico. Sin embargo, el nuevo comunicado pone en evidencia que recién han ampliado su infraestructura para hacer frente a estos casos.
Telefónica trabaja planificadamente para ampliar la capacidad de su DNS – Domain Name System (plataforma que traduce el nombre de dominio a una dirección IP y hace que se concrete la conexión al servicio), de tal forma que ya había adquirido los equipos necesarios para efectuar dicha mejora. Esos equipos -que demoran meses en llegar- ya se encontraban en el país, lo que permitió ampliar la capacidad del DNS a la brevedad y solucionar el inconveniente producido en los últimos días”, señala el texto.
El que un virus esté detrás del problema ya no es el meollo central del asunto. Aquí lo que interesa a los usuarios es saber si el servicio que reciben tiene la suficiente calidad (y velocidad prometida) y sobre todo si cuenta con planes de contingencia cuando se presentan fallas de este tipo. Los virus suelen estar presentes en todos lados y en el mundo de hoy la previsión es clave.
Juan Carlos Luján