Hace unos días tuve la oportunidad de conversar con la señora Noemí Vizcardo Rozas, autora del blog Habla Quechua. Desde muy pequeña se enamoró de este idioma milenario y hoy hemos publicado en el diario una nota sobre cómo su salto al ciberespacio le ha abierto muchas puertas, pero sobre todo le ha permitido lograr algo que siempre deseó: difundir el quechua más allá de nuestras fronteras. Conozca un poco más sobre ella, su blog y vea un video a continuación.

“Si bien es cierto, en Internet uno encuentra muchas cosas para distraerse, entretenerse y saber, nos preocupamos muy poco en cultivar el alma y el espíritu”, señala Noemí.

Por ello invita a todos a usar estas nuevas herramientas de la tecnología de manera adecuada.

“No hay quien no tenga nada bello que ofrecer (…) El blog no lo hago porque me pagan, sino porque me siento feliz al hacerlo. Yo poseo al quechua como mi riqueza, entonces ¿por qué no compartirla? Todos somos ricos en conocimientos. Quizás para algunos sea poco lo que sabemos, pero para otros puede ser mucho. Así cualquiera tiene la oportunidad de elegir el blog que esté de acuerdo con sus intereses”.

Noemí me confesó que hace varios años era muy reticente a las tecnologías y que le costó mucho adaptarse al uso de computadoras, primero en su trabajo y después en su casa. Sin embargo, ha sabido sacarle provecho a la nueva situación y reconocer que uno nunca termina de aprender, así como a perderle el miedo a lo desconocido.

Terminó la entrevista con una interesante reflexión acorde con los nuevos tiempos: “Agradezco a Dios que hayan mentes tan lúcidas para hacer estas cosas (se refiere a Internet), aunque muchos lo tomen de manera sesgada o equivocada y no la sepan aprovechar. Si todos tendríamos la oportunidad de conocer la gama de medios gratuitos que nos brinda la informática podríamos dar todo lo que tenemos guardado”.


 

Bruno Ortiz B.