Eso fue lo que nos preguntamos y por eso hoy hemos publicado una nota al respecto en el diario. Conversamos el Ingemmet y con el Concytec (ambas instituciones involucradas en las investigaciones) y pudimos entender un poco mejor qué fue lo que pasó y qué es lo que se necesita para sacarle el mejor provecho científico a este evento. Además, se pide el desarrollo de una ley para estos casos y para evitar la presencia de extraños que se dedican a hacer negocios con estas situaciones. Como recuerdan, hace unos días tuvimos una conversación con uno de estos traficantes. Si quieres más información sigue leyendo.

Primero conversé con Hernando Núñez del Prado, director de la unidad de Relaciones Institucionales del Ingemmet.

Él me hizo un recuento de todo lo que había sucedido. Me explicó que su institución mandó a la geóloga Luisa Macedo, que estaba destacada en Arequipa, a hacer las primeras investigaciones apenas tuvieron conocimiento del hecho. “A las 36 horas del impacto la enviamos para que recolecte muestras, así como información general y material para poder analizarlo”, cuenta.

De esa investigación inicial se emitió un primer reporte que lo puede leer aquí. Sin embargo, hay parte de ese contenido que se tiene que modificar.

En particular, en el tema de los malestares en parte de la población. Según cuenta Núñez del Prado, parecería que realmente los gases emanados del aerolito habrían causado algún tipo de malestares entre la población. Incluso nos contó que la propia geóloga Macedo se ha visto afectada.

 

“El meteorito llega a mucha velocidad. Según la bibliografía un 60% se volatiliza al momento del impacto. El meteorito creó el cráter haciendo aflorar el agua subterránea. Esa agua, en contacto con un cuerpo caliente, automáticamente crea gases y vapor. La gente fue corriendo porque pensaba que se trataba de un avión, pero por la curiosidad ha inhalado esos gases”, cuenta.

Comenta que hace falta que alguna institución se dedique a investigar los efectos de este evento en la salud de la población aledaña.

Por su parte, el presidente del Concytec, doctor Augusto Mellado, confirmó que tanto el IGP, como el IPEN, el Ingemmet -todos miembros del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica- se están encargando de la investigación en la zona.

Bruno Ortiz B.