Uno de los primeros errores en los que caemos o hemos caído quienes intentamos crear contenidos propios en la red (principalmente a través de blogs) es tomar elementos de otras páginas sin autorización. Y este comportamiento se explica porque existen, equivocadamente, dos ideas generalizadas: primero, todo está en Internet; segundo, todo lo que está en Internet es de libre uso. Justamente, esta última afirmación es en la que se amparan miles de bloggers para tomar de la red contenido que no les pertenece y publicarlo en sus espacios. Hace unos días conversé con dos abogados expertos en temas digitales y propiedad intelectual, Erick Iriarte y Ruddy Medina y publiqué una nota en el diario. Ambos me dijeron que no se necesitaban de reglas para Internet, porque las que nos rigen ahora se pueden aplicar a lo que sucede en la red. Si quieres enterarte más sigue leyendo.

Hubo algo dentro de estas charlas que me pareció muy importante recalcar: el tema de los derechos de autor y la propiedad intelectual.

Todo en la red tiene autor. No se debe presumir que una página, por no tener una sección de términos y condiciones o un lugar en donde diga explícitamente cómo se debe tratar su contenido, no quiere decir que tenga todo a libre disposición. Se debe siempre buscar alguna dirección de correo electrónico o alguna manera de comunicarse con quienes administran el blog o la página web para pedir la autorización del uso de algún contenido.

Lo que los especialistas recomiendan es crear un espacio en donde se den las “reglas del juego”, es decir, lo que permitirán hacer o no siendo ustedes los dueños del contenido propio publicado en su blog. Una especie de Términos y Condiciones. Sin embargo, también coinciden en afirmar que el hecho de que una página no tenga estas “reglas del juego” o no cuente con una licencia de Creative Commons no quiere decir que su contenido sea de libre uso. Todo lo contrario. Debe prevalecer la presunción de que todo tiene un autor y de que se debe pedir autorización al respecto.

Y ahora que los blogs son tan populares es cada vez más frecuente que los medios de comunicación “tradicionales” tomen sin permiso contenido original publicado en blogs. Ante esta situación los especialistas recomiendan a los bloggers exigir sus derechos y no quedarse callados porque podría sentarse una jurisprudencia nada favorable con la propiedad intelectual y los derechos de autor.

Algunos de estos casos los puedes revisar aquí y aquí.

¿Qué opinas sobre este tema?

Bruno Ortiz B.